La nueva normativa del Servicio de Atención a Domicilio amplía prestaciones, perfiles profesionales y procedimientos

Paloma Corres En La Rueda De Prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 07/02/2012 14:09:55 CET

Corres afirma que "da respuesta a determinadas situaciones personales o familiares que no estaban garantizadas por la Ley de Dependencia"

LOGROÑO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La nueva normativa del Servicio de Atención a Domicilio (SAD) ampliará, por parte municipal, las prestaciones, perfiles profesionales y procedimientos que se facilitan, para una regulación "adaptada al nuevo marco normativo más garantista, más concreta, más protectora, más preventiva, más moderna y de mayor calidad".

Así lo ha dicho este martes la concejala de Familia y Política Social, Paloma Corres, en la presentación de la nueva norma, aprobada el 1 de febrero pasado en Junta de Gobierno Local, con la definición "mucho más completa" del servicio como primera novedad, "como un servicio constituido, por un lado, por el conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia con el fin de atender las necesidades de la vida diaria e incrementar su autonomía posibilitando la permanencia en el mismo".

"Por otro lado -ha añadido- está constituido por las actuaciones que se dirigen a las personas y unidades de convivencia con dificultades sociales orientándose a la prevención y atención de las situaciones de riesgo de exclusión social así como a servir de medida para la protección del menor".

Respecto a los objetivos, Corres ha reseñado "fomentar la autonomía personal; prestar atención a las situaciones de dependencia; prevenir situaciones de exclusión social y favorecer el desarrollo de hábitos de vida adecuados, evitando situaciones de deterioro personal y social".

A ello ha sumado que "apoya a las unidades de convivencia para afrontar las responsabilidades de la vida diaria, sirve como medida de respiro familiar para las familias y personas cuidadoras de los usuarios del servicio y procura la permanencia de los usuarios durante el mayor tiempo posible en su medio habitual y persigue servir de medida de protección a los menores en situación de riesgo".

USUARIOS.

Los usuarios del SAD se agrupan fundamentalmente en tres grupos: personas en situación de dependencia; familias o personas en situación o riesgo de exclusión social o menores en situación de desprotección.

En relación al primero de los grupos, "esta normativa posibilita la atención a personas que hayan generado derecho pero también a aquellas que tengan la solicitud de valoración presentada y precisen atención personal diaria, es decir, da respuesta a determinadas situaciones personales o familiares que no estaban garantizadas por la Ley de Dependencia".

Por otro lado, se incorporan tres perfiles a la normativa municipal "ha impulsado que en los nuevos pliegos del servicio se hayan incorporado nuevos perfiles de profesionales en el ámbito socioeducativo y de atención, como son los terapeutas ocupacionales y los ayudantes técnicos educativos, además de los auxiliares de ayuda a domicilio que venían prestándolo hasta el momento; con lo que estamos hablando de un avance trascendental en la calidad de atención a los usuarios del municipio de Logroño".

La concejal de Familia y Política Social ha subrayado que la norma establece "una coordinación trimestral entre los trabajadores sociales del Ayuntamiento y los coordinadores de las empresas prestadoras del servicio, lo que permitirá tener una foto periódicamente actualizada de la situación de cada usuario para poder revisar tanto las intensidades como la tipología de atenciones que dicho usuario necesita en cada momento".

Para Corres, la estructura que recoge la nueva normativa "resulta mucho más clarificadora y establece cuatro tipologías de atenciones en función de la nueva realidad del servicio y de los nuevos perfiles de usuarios".

En este sentido, se presentan actuaciones básicas del Servicio de Ayuda a Domicilio de carácter personal; doméstico; respiro familiar (merece una especial atención en esta nueva normativa, ya que se considera dentro de las actuaciones básicas y con entidad propia) y de carácter socioeducativo (distinguiendo entre las dirigidas a menores o a familias). Por otro lado, los servicios complementarios del SAD contemplan comidas a domicilio y acompañamiento.

PROCEDIMIENTOS.

La normativa distingue dos tipos de procedimientos de acceso al SAD: ordinario y urgente, para situaciones muy específicas, "como aquélla en la que el solicitante precisa atención personal inmediata tras sufrir de forma sobrevenida una limitación para las actividades básicas de la vida diaria y no cuente con familiares en el municipio o exista conflictividad familiar debidamente acreditada". Estos expedientes se aprobarán en tres días.

La concejala ha destacado, además, que "la atención a la infancia se integra en el Servicio de Ayuda a Domicilio como una atención básica de carácter socioeducativo". La atención se realizará tanto mediante auxiliares de Ayuda a Domicilio y se incorporan también auxiliares técnicos educativos "para que apoyen a los padres en el desarrollo de las capacidades personales y habilidades educativas de sus hijos".

En este momento, el servicio cuenta con unos 1.500 usuarios "que, al ampliar el ámbito de aplicación a personas que hayan realizado su solicitud, podrían llegar a ser 1.600 ó 1.700", mientras que el de comidas a domicilio presta servicio a entre 90 y 100 personas. Los menores son en torno a 50 ó 60 de entre el total de perceptores.

Los contratos que comiencen el próximo mes de marzo estarán sujetos a esta normativa. Ahora mismo, los técnicos municipales están revisando las ofertas, "que, en el caso del SAD, son de 9 empresas para los tres lotes que existen, y, en las comidas a domicilio, proceden de cuatro empresas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies