Las obras de remate final de la Plaza Primero de Mayo estarán para verano y costarán casi 126.000 euros

Nueva fuente de la Plaza Primero de Mayo
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 07/03/2018 13:47:33CET

   LOGROÑO, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Las obras de mejora, que serán el remate final para la remodelación de la Plaza Primero de Mayo, se comenzarán a mediados del mes de abril, tras la Semana Santa, y tendrán un plazo de tres meses, con lo que estarán para el próximo verano. Para ellas, se contará con un presupuesto cercano a los 126.000 euros.

   Así lo ha adelantado este miércoles el portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño, Miguel Sainz, quien ha dado cuenta de que la Junta de Gobierno Local ha adjudicado esta mañana el proyecto de obras de mejora de la Plaza Primero de Mayo a la empresa Agua y Jardín por un importe concreto de 125.840 euros.

   Sainz ha explicado que se trata de las obras complementarias para finalizar la remodelación de la plaza Primero de Mayo, "obras que incluyen tanto mejoras percibidas durante el transcurso de la remodelación, que se acometen al margen de la misma, como trabajos de reparación y reposición de elementos contemplados en el plazo de garantías de la obra y que se acometerán por el procedimiento de ejecución subsidiaria".

   Actuaciones, todas ellas, que "fueron consensuadas con una comisión de vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona" y que responden al proyecto que ya conocen tanto los vecinos como los grupos municipales. En este sentido, ha resaltado la "normalidad" de estas actuaciones que "consisten en pequeñas mejoras con un presupuesto algo superior a los 100.000 euros dentro de un proyecto global próximo a los dos millones de euros".

   El proyecto de mejoras contempla como principales líneas de actuación seis aspectos, comenzando por "la sustitución de acabado del pavimento en las zonas de terrizo por un pavimento compuesto por baldosa de hormigón de alta resistencia en las parcelas ubicadas al norte y sur", con la colocación de alcorques en los árboles ubicadas en estas zonas.

   También se hará la reubicación de elementos biosaludables y elementos de fitness y de la mesa de ping pong; y en los parterres se aumentará la tierra vegetal y se retirarán los árboles secos de los alcorques y se replantarán. Las plantas que no hayan arraigado se sustituirán por especies más adecuadas y se implantará riego por goteo en los nuevos parterres.

   En cuarto lugar, las zonas de césped artificial se transformarán, en general, en parterres elevados delimitados por un bordillo jardinero y plantación con macizo floral. Igualmente, se colocarán bancos en los soportales.

   Por último, se mantienen las plantaciones existentes y se delimitan especies recomendadas en caso de que sea necesaria su sustitución en función de las zonas.

   Como criterio de la intervención, se proyectan materiales y acabados de calidad y fácil mantenimiento que sean compatibles con la tipología constructiva y de la urbanización existente. "Son actuaciones consensuadas, que van a dehar la plaza en perfecto estado", ha finalizado el portavoz.