Ovi de Francisco, Sheyla Gutiérrez, Francis Paniego y Pablo Sainz Villegas ya son 'Insignes' de San Bernabé

Gamarra junto a los insignes de este 2018
EUROPA PRESS
Publicado 10/06/2018 15:20:10CET

   LOGROÑO, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Logroño ya cuenta con nuevos 'insignes' de San Bernabé. Ovi de Francisco, Sheyla Gutiérrez, Francis Paniego y Pablo Sainz Villegas, han recogido este domingo de manos de la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, su reconocimiento en un salón de Plenos del Ayuntamiento abarrotado de familiares, amigos y vecinos que han querido estar cerca de los homenajeados.

   Con estas insignias, el consistorio quiere premiar a los ciudadanos que han destacado, tanto en su faceta profesional o personal, por contribuir al desarrollo cultural, cívico y social de Logroño. Unos galardones que, en definitiva, reconocen la entrega de todos ellos a nuestra ciudad.

   El emotivo acto ha comenzado pasadas las 13,30 horas cuando el presidente del Pleno, Ángel Sáinz Yangüela, ha recordado el nombre de los galardonados. La primera en recibirlo ha sido Ovidia de Francisco Pagadigorría (Anguiano, 1.929).

   Fue la segunda reportera de Televisión Española en España y pionera como corresponsal. Una profesional que, con el paso de los años, supo romper los techos de cristal. Hasta el año 1986 desarrolló su carrera profesional como cámara y reportera, pasando por las delegaciones de La Rioja y Navarra, y dejando su impronta.

   Entre sus muchos logros, consiguió derogar la normativa taurina de la época, para permitirle estar junto a un burladero de un coso taurino. Asimismo, su trayectoria profesional fue reconocida en 2008, año en que recibió la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo.

"MUJER LUCHADORA"

   Ha sido su nieta, la periodista María Relaño, la encargada de leer una semblanza destacando de su abuela que es una mujer "luchadora" tanto en lo profesional como en lo personal porque "siempre lejos de tirar la toalla, se puso el mundo por montera".

   "Es un ejemplo a seguir, como mujer, por su perseverancia, coraje y valentía que nos ha allanado el camino a las nuevas generaciones", ha indicado.

   También en voz de su nieta, Ovidia de Francisco ha agradecido esta distinción "porque con su trabajo, siempre ha intentado que todo el mundo supiera lo que pasaba en Logroño y en La Rioja en un momento en el que no había tantas posibilidades como ahora".

La segunda en recibir la distinción ha sido la ciclista logroñesa, Sheila Gutiérrez Ruiz (Varea, 1994) quien vive uno de los momentos más dulces de su temporada, con una carrera en ascenso que demuestra cómo es ella.

"EN SU CORAZÓN BRILLA SIEMPRE LOGROÑO Y LA RIOJA"

   Luis Ruiz ha destacado de la joven ciclista "que en su corazón brilla siempre Logroño y La Rioja. Hemos visto crecer a Sheyla en lo personal y en lo deportivo y, desde muy pronto, supimos que en ese entorno encajaban más unos pedales o unas ruedas que, por ejemplo, un balón o una raqueta".

   A pesar de ser muy joven, Sheyla "ha vivido una historia de contrastes en donde sabe que a veces en necesario caer para levantarse con más fuerza".

   Una emocionada Sheyla Gutiérrez ha recogido su distinción de manos de la alcaldesa de Logroño y ha querido recordar que "aunque paso mucho tiempo fuera de mi tierra por mi profesión, para mí Logroño es como una familia porque siempre que vengo me siento muy arropada, tanto en los momentos buenos como en los menos buenos" porque "todos me dais fuerzas para seguir adelante".

   Este 2018, la ciclista riojana ha recogido el galardón a la Mejor Deportista Riojana 2017, tras lograr el pasado año el Campeonato de España en Ruta; alzarse con la prueba Le Samyn des Dames, un triunfo histórico para el ciclismo femenino español; y ser primera en la séptima etapa del Giro de Italia Femenino, tratándose del primer triunfo de una española en la ronda rosa desde 2006.

   En su palmarés destacan además otros importantes logros como el bronce en el Campeonato de España Contrarreloj (2017); tercer puesto en el Campeonato de España en Ruta (2016); plata en el Campeonato de España Persecución (2014) y el más reciente, el Tour Zhoushan Island de China.

DEL DEPORTE A LA GASTRONOMÍA

   Francis Paniego también ha recogido hoy su insignia de San Bernabé 2018 y ha sido el periodista, Pablo García Mancha, el encargado de su presentación destacando que "Francis es un personaje cabal que ciñe su voluntad a mejorar con ahínco la tierra que le conmueve" porque siempre busca para La Rioja "estar en la cima de la excelencia y el trato".

   El cocinero riojano durante su discurso ha querido reivindicar su relación con Logroño. Ciudad a la que "he bajado desde Ezcaray desde que tengo conciencia". Ha querido agradecer la distinción que "llevaré con mucho orgullo como llevo a mi tierra" y se lo ha querido dedicar a aquellos compañeros "que trabajan en días de fiesta como hoy para que todos lo pasemos bien".

   Francis Paniego (Logroño, 1968) es el abanderado de la gastronomía riojana. Dos estrellas Michelín y tres soles por la Guía Repsol en su restaurante El Portal de Echaurren (Ezcaray) y una estrella y dos soles, en el hotel Marqués de Riscal (Elciego) rubrican una dilatada trayectoria, pese a su juventud, en un arte tan íntimamente ligado a Logroño y a La Rioja como la gastronomía.

   Su familia y su pueblo, Ezcaray, han impregnado en la piel de este artista la sensibilidad, el espíritu de trabajo y el oficio, a lo que se une su formación con los mejores cocineros de España, como Subijana o Arzak, y su afán creativo e investigador hasta evolucionar hacia una cocina de vanguardia que no desdeña la cocina tradicional aprendida de su madre, Marisa Sánchez.

   Premio Nacional de Gastronomía en 2012 (25 años después que su madre), tiene el reconocimiento de la crítica mundial como uno de los jóvenes cocineros que han revitalizado la gastronomía española en este siglo.

"NUESTRO GUITARRISTA MÁS INTERNACIONAL"

   Finalmente, Manolo González ha reconocido que gracias a Pablo Sainz Villegas se habla de Logroño y de La Rioja "en el mundo entero".

   "Es nuestro guitarrista más internacional" y ha destacado "su trayectoria más que reconocida" sin perder sus valores, un "hombre sencillo y discreto. Es el mejor embajador de Logroño en todo el mundo".

   Por su parte, Sainz Villegas, que ayer recogió otro galardón como Riojano Ilustre en San Millán de la Cogolla, ha reconocido que Logroño y La Rioja "vienen conmigo y con mi guitarra".

   "Muchas veces a los artistas nos preguntan de dónde viene la inspiración y a mí me viene de las personas con las que comparto, a las que toco, las que se cruzan en mi camino... y en este cruce de caminos, hoy en Logroño he podido conocer a los demás 'insignes' de este año, personas que hacen de su vida una creación con un propósito para definir nuestro rumbo".

   Sainz Villegas (Logroño, 1977) es un logroñés universal. Inicio sus estudios musicales con 6 años en el Conservatorio de Logroño, dando su primer concierto cuando tenía tan solo 7 años. Durante su carrera ha obtenido más de 30 premios internacionales y ha actuado en los escenarios más prestigiosos del mundo.

   Pero Sainz Villegas no destaca sólo por su virtuosismo musical, sino por su lado humano. En 2007 puso en marcha 'El legado de la música sin fronteras', un proyecto de ilusión y esperanza con el objetivo de utilizar el poder de la música clásica para crear puentes de comunicación entre culturas y clases sociales, como un medio de humanizar el entorno del aprendizaje de niños y jóvenes en situación de exclusión social.

   Este mismo año ha compartido sesiones con escolares logroñeses donde defendió que "la música es para todos, es democrática y una herramienta para inspirar a los seres humanos".

   Sainz Villegas, que actualmente vive en la ciudad de Nueva York, regresa de nuevo a su ciudad para recoger a Insignia de San Bernabé, el máximo reconocimiento que le rinde la ciudad que le vio nacer.