La PAH se reúne hoy en asamblea después de que se ejecutara la subasta de la vivienda por impagos a la comunidad

Publicado 29/01/2018 13:01:32CET

   LOGROÑO, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La vivienda de una familia de cinco miembros (uno de ellos de tres años) llevada a subasta por el Juzgado de Primera Instancia número cinco por impagos a la comunidad ha sido subastada con una puja de 27.102 euros. La PAH considera la cifra "ridícula" y se reúne esta tarde en asamblea.

   El pasado jueves, miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca se concentraron frente a los juzgados con el objetivo de conseguir que el juez que instruía el caso se diera cuenta de la "desproporción" de la deuda con la posibilidad de perder la vivienda en la que reside la familia desde hace 25 años.

   Se trata de un matrimonio, de 56 y 55 años, con dos hijos, de 34 y 23, y un nieto de tres años que residen en el corazón del Casco Antiguo de Logroño (la calle San Nicolás, número 68) en un piso que ha acumulado una deuda de 6.306,29 euros, según refleja el Portal de Subastas del Boletín Oficial del Estado.

   La cifra corresponde a 5.600 euros de deuda a la comunidad incrementada por el procedimiento judicial, dado que empezó siendo un procedimiento de cuantía menor, un monitorio, y se ha transformado en una ejecución de títulos judiciales, ha concretado Nieves Verano, de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

   En el Portal de Subastas se indica que la subasta ha concluido su periodo de pujas con una máxima de 27.102 euros (frente a los 25.163,32 euros del valor de subasta y tasación) y se encuentra pendiente de finalización por la Autoridad Gestora.

   La comunidad de vecinos ha explicado que el inicio de la deuda se remonta a hace diez años, con unas obras para garantizar la seguridad estructural del edificio y la aprobación de un estudio, por parte de la comunidad, para su pago en reuniones a las que no acudió esta familia.

   Además, ha manifestado el "malestar de la comunidad por estos hechos acontecidos y el triste desenlace para la familia Pérez", así como la "bancarrota de la comunidad para afrontar los gastos de terceros".

   En declaraciones a Europa Press, Verano, que ha insistido en que la subasta se ha hecho a un precio "ridículo teniendo en cuenta los precios del mercado", ha asegurado que se ha tratado de llegar a un "plan de pagos".

   Para ello, ha dicho, se buscó la ayuda de una asistente social del Ayuntamiento de Logroño e incluso de "personas individualmente", pero ni desde los juzgados ni desde la otra parte se dio oportunidad. "El abogado de la otra parte ni cogió el teléfono", ha dicho.

   La Plataforma analizará esta tarde la situación una vez que la subasta se ha ejecutado y se hace inminente el desahucio por parte del comprador.