Piden 22 años y medio de prisión para 8 acusados de pertenencia a la asociación ilícita conocida como 'Nueva Época'

"Palacio Justicia La Rioja"
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 27/03/2018 18:17:36CET

   LOGROÑO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Fiscal solicita una pena total de 22 años y medio de prisión para ocho acusados de pertenecer a una asociación ilícita, en concreto a la conocida como Asociación Social, Cultural y Deportiva 'Nueva Época Logroño', cuyos encausados "valiéndose de su pertenencia a la asociación han generado un ambiente o clima de violencia" produciendo diferentes altercados.

   El juicio por estos hechos tendrá lugar el próximo 28 de marzo en la Audiencia Provincial de Logroño a partir de las 10,00 horas. Se da la circunstancia, además, de que uno de los acusados, con posterioridad a los acontecimientos narrados, fue detenido en Lérida, e ingresó en prisión, tras el apuñalamiento de cinco personas en la vía pública (casi todas ellas extranjeras) y el incendio de una vivienda.

   Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, la Asociación se empleó para cohesionar a los integrantes de un grupo que, previamente, habían ejecutado "de forma sistemática" hechos ílicitos de naturaleza y propósito idénticos y, como finalidad real, la asociación "proporcionaba a sus integrantes una cobertura organizativa y una apariencia de legalidad que facilitaba la ideación, preparación y ejecución de actos violentos".

   En ejecución de dicho designio, y según relata el escrito del Fiscal, los integrantes de la asociación "se han visto implicados en una serie de comportamientos ilícitos, concretados en acontecimientos violentos hacia personas identificadas como miembros de asociaciones o grupos de ideología opuesta a la de los componentes de Nueva Época Logroño (ésta, autoproclamada de extrema derecha), o contra personas de raza distinta a la caucásica (o raza blanca)".

   A fecha de mayo de 2013, la asociación contaba con 16 socios y se publicitaba a través de una página web, Twitter, Facebook, incluso Youtube y, desde el comienzo de sus actividades, la asociación publicó numerosos 'tuits' en los que denunciaba una campaña de "acoso y derribo" por parte de organizaciones de izquierda y de extrema izquierda de Logroño.

   El Fiscal relata también que los miembros del grupo presentan las principales características de los "jóvenes radicalizados de tipo skinhead neonazi, como son las siguientes: actuación siempre agrupados bajo formas de pandilla, panda o bandas; recurso inmediato a la violencia física y a la agresión para hacer frente, demostrar valor o defender su estatus, como reacción común a la frustración o a la emoción reprimidas, código de conducta basado en el miedo que producen en el otro, simbología que pueda infundir miedo (cruces gamadas, o símbolos parecidos) o componente racista y xenófobo hacia grupos marginales o étnicos".

   A ello se suma "escasa o nula cohesión interna, sin jerarquización definida, para dificultar el seguimiento policial; integración episódica en las actividades del grupo; utilización de prendas de vestir encuadradas en el movimiento skin head".

   Entre los actos cometidos por algunos de los componentes de dicha asociación, el escrito de la Fiscalía destaca pintadas o la colocación de pegatinas y carteles en papeleras, fachadas, puertas de garaje y comercio con lemas como "'Atención, zona fascista'" o "'Buenas noches, rojos de mierda'", entre otros. Además, la Policía Nacional de Logroño localizó a dos de los acusdos con tres botes de pintura en spray.

   También se suma al historial, insultos y puñetazos e incluso enfrentamientos y episodios violentos. Muchas de las personas que han denunciado a los acusados "integran o pertenecen a grupos de ideología opuesta a la de ellos, circunstancia no siempre explicitada en las denuncias tramitadas y en las declaraciones prestadas", asegura el Fiscal.

   Finalmente, la vinculación del acusado con la asociación Nueva Época de Logroño y la publicidad negativa que ella pudiera tener "motivó que los directivos de ésta decidieran disolver formalmente la Asociación".

   Para el Fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito de pertenencia a una asociación ilícita por lo que procede imponer a los ocho acusados un total de 22 años y medio de prisión, con penas que van desde los 18 meses a los 4 años de prisión.