Piden 6 años de prisión para un acusado y la expulsión del país de otros dos por un delito de detención ilegal en Autol

Juzgados Logroño, palacio de Justicia de La Rioja
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 24/06/2018 13:23:47CET

   El juicio está previsto para este lunes, en la Audiencia Provincial

   LOGROÑO, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Fiscal solicita una pena de seis años de prisión para un acusado y la expulsión del territorio nacional durante un periodo de diez años para otros dos por un delito de detención ilegal al hacerse pasar por Guardias Civiles y retener a una persona en contra su voluntad.

   Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a la madrugada del 21 de diciembre de 2014 cuando los acusados se encontraban circulando con un vehículo por la carretera comarcal LR-115.

   En un momento dado, los acusados "actuando de mutuo acuerdo y con ánimo de privar la libertad deambulatoria de las personas" se aproximaron a una fábrica en Autol donde se encontraban seis amigos cerca de un vehículo.

   Así las cosas, los acusados aparcaron su vehículo cerca del otro, momento que aprovecharon cinco de los amigos para meterse en el interior de su coche quedando en la puerta uno de ellos. Cuando dos de los acusados salieron de su vehículo, uno les dijo gritando: "Soy la Guardia Civil, ¿qué hacéis seis en un coche?" y les exigió que no se movieran de ahí mientras les enseñaba rápidamente su cartera.

   La persona que quedó fuera del coche les recriminó que "no creía que fueran agentes de la Guardia Civil" y, ante esta reacción, uno de los acusados volvió al coche a coger dos papeles y se dirigió de nuevo a él para "de forma agresiva y violenta" y mientras le mostraba los documentos decirle "que quedaba detenido por menospreciar a la autoridad".

   Entonces, el conductor del vehículo donde se encontraban los cinco amigos arrancó y abandonó el lugar dejando a la víctima con los acusados.

   Cuando ocurrió esto, los acusados se montaron en su coche y, en un primer momento, tuvieron la idea de ir a perseguir el vehículo pero cambiaron de opinión y fueron de nuevo en busca de la víctima. Al llegar allí, le dijeron que se montara "que lo iban a llevar a la Guardia Civil de Arnedo". Creyendo lo que decían, la víctima se metió en el interior del vehículo. Durante el trayecto, el resto de acusados impidió que la víctima abandonara el vehículo.

   Finalmente, la Guardia Civil interceptó el coche y pusieron en libertad a la víctima.

   Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito de detención ilegal, aunque la víctima ha renunciado a las acciones civiles, y propone para los acusados la pena de seis años de prisión, más cinco años de prohibición de acercarse a la víctima ni de comunicarse con ella. Para dos de los acusados, la pena de prisión será sustituida por la expulsión del territorio nacional por un periodo de diez años.