Piden 6 años de prisión para un acusado de ganarse la confianza de un anciano y estafarle 7.300 euros

Palacio de Justicia de La Rioja exterior
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2017 20:24:38CET

   El juicio tendrá lugar este lunes, 11 de noviembre, a partir de las 10,00 horas en la Audiencia Provincial de La Rioja

   LOGROÑO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Fiscal solicita una pena de seis años de prisión para una persona acusada de un delito continuado de estafa al ganarse la confianza de un anciano, acudir a entidades bancarias junto a él y apropiarse, indebidamente de 7.300 euros.

   Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al año 2015, cuando el acusado, mayor de edad y con diferentes condenas -entre ellas 23 de robo con fuerza, tráfico de drogas, receptación, quebrantamiento de condena y hurto- se aproximó a la víctima, un hombre de 84 años, "ganándose su confianza, visitándolo en su domicilio en diferentes ocasiones y convenciéndole para acudir a diferentes entidades bancarias".

   Así, con el único fin "de obtener un beneficio patrimonial ilícito", consiguió un total de 7.300 euros de las cuentas de la víctima. En concreto, las operaciones las realizó en diferentes días de febrero y marzo de 2015. El acusado fue detenido el día 27 de marzo de ese mismo año.

   Posteriormente, en el mes de abril, el médico de cabecera anotó en el historial clínico de la víctima "deterioro cognitivo progresivo" y el experto que le reconoció al año siguiente emitió "que necesitaba ayuda y supervisión para todas las actividades básicas de la vida diaria, desconoce sus ingresos y si tiene cuentas bancarias, que no gestiona en absoluto, lo hace un amigo". Finalmente se emitió demanda de incapacidad ante el juzgado de Primera Instancia número 1 de Logroño.

   Para el Fiscal, estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa cualificada por cometerse con abusos de las relaciones personales de la víctima por lo que procede imponer al acusado la pena de seis años de cárcel y una multa de doce meses a una cuota diaria de 5 euros. Además, por responsabilidad civil, el procesado deberá indemnizar al anciano, a través de su representante legal, en la totalidad de cantidades defraudadas.