El Plan de Ajuste de La Rioja contempla un ahorro de 75,4 millones de euros hasta 2014

Concepción Arruga, Consejero De Hacienda Y Fco Rojas, Director Oficina Presupues
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 15:31:45 CET

LOGROÑO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El Plan Económico-Financiero de La Rioja, aprobado por el Gobierno central el jueves en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), contempla un ahorro de 75,4 millones de euros hasta 2014, según ha anunciado esta mañana la consejera de Hacienda y Administración Pública, Concepción Arruga.

Un Plan que no recoge "subida de impuestos, ni bajada de salarios a empleados públicos, ni medidas drásticas de cierre de hospitales, ni elaboración de nuevos presupuestos", ha destacado la consejera riojana. En comparecencia de prensa, acompañada del director de la Oficina de Control Presupuestario, Francisco Rojas, Arruga ha asegurado que el Plan tiene como objetivo "garantizar que La Rioja cumplirá con el límite de déficit del 1,5 por ciento del PIB, establecido por el Estado para 2012 para todas Comunidades Autónomas".

En concreto, el Plan riojano establece un ahorro de 75,48 millones de euros hasta 2014, cuantía que supone "tan solo el 0,4 por ciento del montante global de ahorro previsto por todas las comunidades autónomas, cifrado en 18.349 millones de euros".

Para Arruga "estamos ante un plan sólido y realista, que asienta la política de estabilidad presupuestaria del Gobierno de La Rioja y que da confianza, tranquilidad y seguridad a la Comunidad para los próximos tres años. Además este plan refleja el compromiso del Ejecutivo riojano con el ajuste del déficit para crecer sobre una economía saneada".

MÁS DE 44 MILLONES EN 2012

El Plan Económico y Financiero de La Rioja contempla un ajuste de 44,86 millones de euros en 2012 y de 30,62 en 2013. Concretamente recoge la descripción, cuantificación y el calendario de las medidas de ahorro que el Ejecutivo regional ya aprobó en la Ley de Presupuestos y en el Plan de Austeridad, que ya están en vigor.

Los ajustes más significativos se han hecho en las partidas de gastos corrientes y servicios que se reducen en seis millones de euros; se ha planificado un escenario presupuestario de contención cifrado en 8 millones de euros; en ahorros en gasto público farmacéutico, con 9 millones de euros; un plan de eficiencia en subvenciones públicas, que supondrán un ahorro de 4 millones; la tasa de reposición de los empleados públicos, con 3,30 millones de euros; la revisión del régimen de prolongación del servicio activo, cifrado en 2,1 millones; la contratación centralizada de bienes y servicios, que supondrá un ahorro de 2 millones de euros, y la reordenación de espacios y gastos de arrendamiento, que supondrá un ahorro de 2,5 millones de euros.

Otras medidas con un impacto menor son el ajuste de liberados sindicales, la revisión de la jornada laboral o la modificación del catálogo de eventuales.

Por otro lado, el plan recoge los ajustes derivados de la aplicación de los Reales Decretos Ley en materia sanitaria y educativa, cuya aplicación actualmente está en negociación con las organizaciones sindicales, cumpliendo con nuestro compromiso con el diálogo social. "La Rioja ha aplicado los ajustes mínimos de obligado cumplimiento. En el caso de educación se están negociando en estos momentos con los sindicatos y se ha optado por incluir los impactos mínimos que de obligado cumplimiento supondrían", ha explicado la consejera de Hacienda.

También contiene las previsiones de ingresos y gastos para próximos ejercicios y las previsiones de las variables económicas y presupuestarias a partir de los datos provisionales de déficit que el Estado atribuye a La Rioja para el año 2011 de un 1,97 por ciento.

"Este dato, nos sitúa como la quinta comunidad autónoma con menor déficit y nos ha permitido no tener que subir impuestos o realizar medidas más drásticas como les ha ocurrido a otras comunidades autónomas. Todo ello gracias a la gestión responsable y de austeridad del Gobierno riojano que desde el 2009 ha aplicado medidas buscando el equilibrio entre la contención del gasto público y la prestación de servicios básicos de calidad", ha afirmado la consejera.

En este sentido, ha recordado cómo La Rioja fue una de las primeras autonomías en reducir su estructura de Gobierno y de Administración pública, de modificar el acuerdo de liberados sindicales, de revisar la prolongación del servicio activo más allá de los 65 años así como de revisar las situaciones de interinidad y sustituciones.

HERENCIA SOCIALISTA

Arruga ha indicado que las principales causas que han condicionado que todas las autonomías hayan tenido que presentar sus planes económicos para orientar las políticas regionales hacia la estabilidad presupuestaria han sido la "herencia socialista, las falsas previsiones de crecimiento que facilitó el anterior Gobierno, la desfavorable coyuntura económica y la caída importante de ingresos que están sufriendo todas las Comunidades Autónomas".

La consejera ha recordado que "existe un compromiso con el Gobierno de España de dar información mensual del grado de ejecución del Plan para verificar su cumplimiento".

Finalmente, Arruga preguntada acerca de la elaboración de otro Plan de Ajuste, anunciado hace unos días por el presidente riojano, Pedro Sanz, ha manifestado que se trata de un proyecto asociado al Plan Extraordinario de pago de proveedores pero que se ha "vinculado al Plan Económico-Financiero".