Planta de compostaje se abrirá para que los logroñeses depositen residuos de sus jardines

Apertura a la ciudadanía de la planta de compostaje
EUROPA PRESS
Publicado 31/08/2016 13:44:35CET

   LOGROÑO, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha visitado esta mañana la planta de compostaje, ubicada en el Parque de Jardinería, que es donde se realiza el tratamiento de los residuos de poda y jardinería de la ciudad de Logroño y su posterior transformación en compost. Se abrirá para el uso de los ciudadanos a partir de octubre.

   Hasta la fecha esta instalación recibía exclusivamente los residuos de poda y jardinería del trabajo que realizan los servicios municipales. La alcaldesa ha anunciado que la planta de compostaje se abrirá, a partir de octubre, para que los logroñeses puedan depositar los residuos que generen sus jardines particulares, que hasta la fecha no tenían un lugar específico para depositarse.

   La planta de compostaje se puso en marcha en 2010, y durante este año se han recogido 1.330 toneladas de residuos vegetales por parte del Ayuntamiento de Logroño, de las que se obtuvieron unas 900 toneladas de compost terminado, y eso "nos ha permitido transformarlos cerrando el ciclo vegetal en compost que reutilizamos con el objetivo del reciclaje".

   Esta planta de compostaje tiene una capacidad de hasta las 2.000 toneladas de residuos vegetales. El objetivo "es que la ciudad y toda la sociedad en un alto grado de concienciación llevemos a cabo este tipo de tareas" ha señalado Gamarra. Por ello, se ha abierto la planta de compostaje a recibir residuos vegetales tanto de poda como de césped de los particulares.

   El proceso de la planta de compostaje sigue varios pasos. En primer lugar, la zona de recepción y control de los residuos entrantes. A continuación su almacenamiento en función de sus características, bien sea residuos de poda (leñosos) o residuos de siega (césped).

   Después se procede a la trituración y desfibrado de los residuos y al almacenamiento de las materias pretratadas. La siguiente fase es la realización de una mezcla homogénea de los diferentes residuos para formar la biomasa.

   Una vez finalizada la fase de fermentación, se trata la biomasa para su posterior almacenamiento, donde permanecerá en reposo durante cuatro o cinco meses. Estabilizado el compost, el producto es cribado para su posterior uso.

   El compost, una vez terminado, se utiliza de dos formas. El de menos dimensión se utiliza como mantillo para macizos de arbustos y flor de temporada; y el de mayor volumen se utiliza para la realización de 'mulching' o acolchado, que sirve para estabilizar la temperatura del suelo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies