La Policía desmantela una plantación "indoor" de marihuana en Logroño

Decomiso de plantaciones de marihuana en Logroño
POLICÍA NACIONAL DE LA RIOJA
Actualizado 19/12/2016 12:59:19 CET

   LOGROÑO, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional conjuntamente con la Policía Local de Logroño, han desmantelado una plantación de marihuana "indoor" en el interior de un piso sito en la zona Oeste de nuestra capital, alertados por las numerosas quejas vecinales, debido al fuerte olor que desprendía el inmueble. También se ha detenido a un joven de 30 años.

   La vivienda estaba convertida en un verdadero invernadero de dicha sustancia, contaba con una plantación en una de sus habitaciones, mientras que otra de las estancias era utilizada como secadero, donde colgaban de las cuerdas de un tendedero, más de cuarenta plantas de marihuana recién cosechadas por el inquilino de la misma.

   La principal ventaja de este tipo de plantaciones, aparte de estar protegidas de ser descubiertas y de las inclemencias del tiempo, radica en que disponen de unos sistemas autónomos de ventilación, luz, calor, riego artificial y secado, circunstancias idóneas para que se puedan producir varias cosechas al año, asegurando así un cultivo continuado y masivo de marihuana, a diferencia de lo que ocurre con una plantación a cielo abierto.

   En el registro de la vivienda se intervinieron, entre otros, 78 plantas de marihuana en distintas etapas de crecimiento, con un peso total entre hojas y cogollos de 3.472 gramos; 1.560 gramos de cogollos secos de marihuana, listos para su envasado, venta y distribución; útiles necesarios para el cultivo interior de dicha sustancia, como pueden ser lámparas halógenas, extractores, transformadores, ventiladores, temporizadores, abonos y fertilizantes, así como diferentes efectos necesarios para su secado y empaquetado para su venta.

   El valor total de la droga intervenida alcanzaría en el mercado ilegal un precio de 11.100 euros, si bien en un estado más avanzado de crecimiento y maduración de las plantas intervenidas, hubiera multiplicado de manera exponencial su valor, considerando los investigadores que la plantación estaba preparada para una producción continua, capaz de suministrar marihuana de forma continua a un gran número de consumidores finales.

   Como resultado de las actuaciones policiales se detuvo a un varón, de treinta años, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, que residía en el piso donde fue desmantelada la plantación.

   El detenido, junto con las diligencias policiales, pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, quién ha decretado su puesta en libertad con cargos.