Políticas Sociales mantiene el contrato para la gestión de los Puntos de Encuentro Familiar de La Rioja por 489.540€

La portavoz del Gobierno riojano, Begoña Martínez Arregui
GOBIERNO RIOJANO
Publicado 23/03/2018 12:45:16CET

   LOGROÑO, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La portavoz del Gobierno de La Rioja, Begoña Martínez Arregui, ha comunicado que se ha autorizado hoy un gasto de 489.540 euros para prorrogar, hasta 2020, el contrato del servicio de gestión de los Puntos de Encuentro Familiar de Logroño y Calahorra con la Asociación para la Protección del Menor en los Procesos de Separación de sus Progenitores (APROME). Por ello, esta cantidad se distribuirá en tres ejercicios; en 2018, el importe asciende a 122.385 euros; en 2019, se invertirán 244.770 euros y, en 2020 el presupuesto será de 122.385 euros.

   "Uno de los objetivos prioritarios de la política de familia del Gobierno de La Rioja es la protección de la infancia y este servicio contribuye a lograrlo dado que pretende reducir el conflicto familiar generado por el régimen de visitas con menores establecido en un pronunciamiento judicial", ha remarcado Martínez Arregui.

   El servicio garantiza que, según ha destacado, "en situaciones de crisis, las visitas familiares de los menores se realicen con seguridad y dentro de parámetros de normalidad" que favorezcan el adecuado desarrollo del menor y que, en ningún caso, las desavenencias o incumplimientos en el aspecto del régimen de visitas pueda perjudicar el desarrollo evolutivo del menor, favoreciendo y garantizando la seguridad y el bienestar de éste, así como del padre o madre vulnerable.

   En todo el proceso prima siempre el interés de los menores y, por tanto, según ha definido Martínez Arregui, el Punto de Encuentro Familiar, "es un espacio neutral, imparcial y de carácter subsidiario, que hace posible el cumplimiento del derecho fundamental del menor a mantener la relación con sus familiares", donde se realizarán las visitas tuteladas o entregadas y recogidas del menor con su progenitor/a no custodio. El acceso al servicio se produce siempre por pronunciamiento judicial explícito, el cual establece el régimen de visitas.

   La portavoz del Ejecutivo ha informado que en estos momentos, se encuentran en funcionamiento dos Puntos de Encuentro Familiar, ubicados en las localidades de Logroño y Calahorra y que atienden a todos los usuarios que son derivados por los Juzgados de las tres Demarcaciones Judiciales de Logroño, Haro y Calahorra. El servicio prestado en La Rioja se completa con la atención que presta el Punto de Encuentro Familiar de Miranda de Ebro a los casos derivados de los juzgados del partido judicial de Haro, en virtud del acuerdo alcanzado por el Gobierno de La Rioja con la Junta de Castilla y León.

   Todos los puntos de encuentro familiar de La Rioja se deben regir por unos principios básicos comunes y deben seguir un procedimiento de intervención, organización y funcionamiento homogéneos para todos. Ello supone que para el mejor funcionamiento de los mismos es conveniente que el servicio sea gestionado por la misma empresa, garantizando así que el desarrollo de las actividades que se llevan a cabo en dicho servicio cumpla con unas mismas garantías de calidad en todo el territorio de la comunidad autónoma.

ACTIVIDAD PUNTOS DE ENCUENTRO FAMILIAR

   Desde que comenzó a ofrecerse este servicio en 2002 y hasta febrero de 2018, se ha atendido a un total de 4.002 usuarios directos, de los cuales 1.325 son menores. Se han realizado unas 98.219 intervenciones, entre intercambios, visitas tuteladas y acompañamientos en salida; se han mantenido más de 10.476 entrevistas con los usuarios y se han llegado a 2.163 acuerdos.

   En el año 2006 se puso en marcha la 'Escuela de Padres' y se han realizado 14 ediciones en las que han participado 117 usuarios, siendo la evaluación muy satisfactoria. Esta actividad favorece el desarrollo integral de los niños mediante el desarrollo integral de sus padres, así como la mejora de las capacidades educativas de los padres y madres en situación de divorcio y/o separación.

   Desde el año 2015 se lleva a cabo un Programa de Mediación el cual ofrece un espacio de comunicación, facilita la posibilidad de que sean los miembros de la familia quienes, con ayuda del mediador, valoren sus propias necesidades y busquen alternativas de resolución satisfactorias para todas las partes. El hecho de que sean los propios padres los que elaboran esas alternativas supone una menor necesidad de intervención judicial en la vida familiar presente y futura. Hasta el momento se ha intervenido con 46 usuarios, y se han realizado 91 intervenciones y alcanzado 74 acuerdos.

   En 2016 surge un nuevo programa; 'Dos Casas una Familia. Adaptándonos' destinado a los progenitores que se encuentran en una situación de conflictividad, y les ofrece conocimientos y habilidades que les permiten proteger a sus hijos del estrés derivado del conflicto y/o divorcio y así poder llevar a cabo una crianza en paralelo en aquellos casos en los que no es posible, por el alto grado de conflictividad de los progenitores, la crianza de forma cooperativa, aumentando su capacidad para afrontar esta situación de forma saludable.

   Desde el inicio de este programa, del que se han realizado dos ediciones, han sido 18 los usuarios del Punto de Encuentro Familiar que ha participado en el mismo y que lo evalúan de forma muy positiva.