El PP dice que el PSOE es "gravemente irresponsable" y "falta a la verdad" cuando duda seguridad en el Casco Antiguo

Actualizado 14/11/2011 18:57:51 CET

LOGROÑO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP dice que el PSOE es "gravemente irresponsable" y "falta a la verdad" cuando pone en entredicho la seguridad en el Casco Antiguo. En un comunicado, el actual Equipo de Gobierno mantiene los mismos efectivos patrullando las calles del Casco Antiguo que había en el anterior Mandato.

Por tanto, las afirmaciones realizadas esta mañana por el portavoz socialista cuestionando la seguridad en la zona solo pueden ser calificadas de "gravemente irresponsables". Vicente Urquía "falta a la verdad cuando dice que se ha reducido el número de agentes que cubren el Casco Antiguo para dotar a la Comisaría de Villegas, ya que ésta no se ha abierto con policías que estuvieran destinados a ese servicio".

Las críticas "son completamente infundadas pero lo peor de todo es que su única motivación es un interés partidista, que una vez más sitúa por encima del de los logroñeses". A su juicio "es realmente peligrosa esta actitud, que juega irresponsablemente con la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos".

La Comisaría de Villegas, que el Psoe cerró nada más llegar al Gobierno, "ha vuelto a estar al servicio de los logroñeses, abierta a todos los vecinos y comerciantes de la zona". Se trata de una "petición largamente expuesta por todas las asociaciones del entorno y que no ha sido escuchada hasta que Cuca Gamarra ha llegado a la Alcaldía y ha cumplido su compromiso con ellas".

Pero, además, el PP ha potenciado la Unidad de Convivencia al trasladarla a la Comisaría de Rúa Vieja, después de que los socialistas la metieran con calzador en las instalaciones de Villegas. En la sede central, "se garantiza la intimidad de víctimas y testigos, algo imprescindible en la atención a casos tan delicados y que no se cumplía en Villegas. Allí, víctimas, agresores y testigos estaban separados apenas por unas mamparas, sin apenas iluminación ni espacio para garantizar seguridad e intimidad".

El nuevo Equipo de Gobierno tiene claro cuál debe ser la función de la Policía Local, siempre al servicio y en estrecho contacto con el ciudadano, y éste es el objetivo que ha motivado todas las decisiones tomadas en los últimos meses.

En concreto, la potenciación de la Policía de Barrio, con patrullas a pie, busca la cercanía y complicidad con los logroñeses que se habían perdido en la época socialista. "En la anterior etapa, ni siquiera se priorizaron las patrullas motorizadas, servicio para nosotros fundamental en el control del tráfico que ahora hemos vuelto a recuperar, teniendo un mínimo de cuatro motoristas en la calle siempre que las condiciones climatológicas no sean especialmente adversas", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies