PP, PSOE y C's aprueban un plan municipal para pagar crédito de soterramiento hasta 2021

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

PP, PSOE y C's aprueban un plan municipal para pagar crédito de soterramiento hasta 2021

Sesión de pleno del Ayuntamiento de Logroño
EUROPA PRESS
Publicado 22/11/2016 16:09:13CET

   LOGROÑO, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este martes, con los votos a favor de PP, PSOE y Ciudadanos, y en contra de Cambia Logroño y PR+, un plan económico que supondrá el poder hacer frente desde el Consistorio a los pagos pendientes hasta 2021 por el crédito sindicado con la Sociedad LIF 2002 por el soterramiento, que, en total, ascienden a más de 79 millones.

   En la defensa de la propuesta, la concejala de Hacienda, Mar San Martín, ha detallado que la operación propuesta es un plan económico, "una hoja de ruta, la más responsable, que permita a ésta y a las siguientes Corporaciones tener marcado cómo hacer frente a las obligaciones de pago a la Sociedad LIF 2002"".

   Unas obligaciones que, como ha recordado, suponen un pago total para el Ayuntamiento de 79,3 millones, de los que, entre 2014, 2015 y 2016, se han abonado ya en torno a 8 millones, "de modo que quedan por pagar hasta 2021 un total de 71,2 millones", a lo que ha unido los 10 millones de la bolsa del soterramiento, la venta de suelo en próximos años, y otras, como una nueva negociación de las condiciones del préstamo.

   Con el plan económico que se plantea, "se logran dos objetivos: mantener el compromiso anual de inversiones, por un lado", con la posibilidad de poder pedir un crédito aparte del habitual para este aspecto; y, por otro lado, "no superar el límite de endeudamiento marcado por ley", el 75%, lo que supondría en Logroño un máximo de 98 millones "y, en el peor de los años, vamos a estar unos 6 millones por debajo".

   San Martín ha incidido en que, con este plan, "en 2032, se terminaría de devolver el último de los créditos del soterramiento" y ha señalado, para "comprobar el margen con el que se cuenta", que, en 2017, se estaría en un 34% de deuda (frente al límite del 75%), con unos 43 millones de euros, al tiempo que ha insistido en que la idea es mantener el endeudamiento "siempre en límites viables".

   En el turno de los Grupos Municipales, Rubén Antoñanzas, por el PR+, ha mostrado su oposición "porque vemos todo este asunto con preocupación, porque usted -le ha dicho a la alcaldesa- no va a sufrir lo peor, sino los que aspiramos a venir detrás".

   Ha considerado como "bueno" el acuerdo adoptado por el alcalde socialista Tomás Santos, y ha apuntado que "se debería haber seguido con el compromiso por los terrenos", aludiendo a la financiación mediante su venta, "pero llegó el PP y cambió las reglas del juego", en el que ha afeado que "han preferido pagar esto que a temas de servicios sociales".

   Desde Ciudadanos, su portavoz Julián San Martín ha afirmado que "esto es un plan económico financiero que nosotros nos hemos cansado de pedir para tener solvencia en este Ayuntamiento y, sobre todo, para poder seguir invirtiendo".

   Por ello, ha asegurado "irme muy tranquilo del pleno de hoy", porque "no me iría tranquilo si no hubiera ninguna planificación, lo contrario nos llevaría a la suspensión de pagos y esa no es una opción que seea viable". De este modo, ha avanzado su voto positivo a la propuesta.

   En contra ha votado Cambia Logroño, para cuyo portavoz, Gonzalo Peña, este plan es "un despropósito", ya que ha recalcado que "hipoteca el futuro", ya que, según sus cálculos, a final del pago "la deuda se va a duplicar, hasta el 65 ó 70 por ciento, nos lleva casi a bordear el techo de gasto"

   "Que fácil se juega con el dinero de todos los logroñeses", ha criticado Peña al PP, al que ha reclamado "que expliquen cómo van a llevar adelante el plan, porque vía ingresos no parece, con la venta de suelo ficticia, y será vía gastos, reduciendo en ayudas, en empleo o en necesidades a barrios, en lo que vertebra la ciudad".

   En palabras de la portavoz socialista, Beatriz Arráiz, "la obligación de pagar existe", aunque ha incidido en que "no nos gustaron las condiciones de refinanciación", por lo que no renuncia "a conseguir mejores condiciones". Con todo, ha subrayado que "hemos mejorado la ciudad y se ha superado una barrera importante".

   Su compromiso, como ha recordado, "es que no se deje de lado ninguna inversión", por lo que ha planteado la necesidad de fijar una cuantía de iversión "no solo para ahora sino para el futuro". Y ha insistido en la necesidad de pagar, "haciendo además frente a las necesidades que vayan surgiendo", por lo que ha mostrado su acuerdo al plan.

ALCALDESA.

   Para cerrar el pleno, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha defendido que "frente a los que quieren hacer las deudas ilegítimas, hay que hacer frente a las responsabilidades". Ha considerado "lo fundamental es que, primero, en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, plantee la necesidad de alcanzar un acuerdo", algo que ha agradecido a los Grupos que lo han apoyado "porque no se da la mano al PP, sino a Logroño".

   Hace unos años, en 2002, "afrontamos la transformación de la ciudad, y eso cuesta dinero, pero tenemos la capacidad con un instrumento como el que estamos hoy aprobando para tener la solvencia para devolver lo que hemos invertido y para seguir con inversiones en la ciudad, planteamos un escenaio para seguir teniendo ambición de ciudad".

   "Primero, por poder seguir invirtiendo en el propio ámbito del soterramiento -ha afirmado Gamarra- pero también en otras partes de la ciudad. Frente a los que han querido transmitir algo negativo, debemos seguir en esta línea, en otras zonas para que nos ayude a seguir eliminando esta brecha, esto ayuda a seguir en las Fases II y III".

   A ello ha sumado "la posibilidad que este acuerdo nos brinda para garantizar el crédito que nos facilita las inversiones en el resto de la ciudad, especialmente las pequeñas, que, a veces, son las más importantes, con la esperanza de los logroñeses de que sus zonas, sus barrios, van a seguir mejorando".

   Además, la alcaldesa ha alabado "la gestión de los últimos años, es más fácil gastar que ahorra, pero llevamos años pensando en que este momento tenía que llegar, de ésta y de Corporaciones anteriores, para poder hacer frente a estos pagos sin hipotecar el futuro, desde la solvencia financiera y sabiendo que las cosas aquí salen adelante".

   "Este instrumento con el que hemos decidido dotarnos, sin ser necesario, también da una imagen de Logroño, que nos deja muy tranquilos porque sabemos que hemos hecho algo importante por la ciudad, llegando a acuerdos de amplia mayoría por la ciudad y por los logroñeses", ha concluido Cuca Gamarra.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies