El presidente del Gobierno de La Rioja cree que Zapatero "no va a cumplir" la promesa de liberar la AP-68

Actualizado 31/08/2007 15:04:35 CET

LOGROÑO, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, afirmó hoy que cree que el jefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, "no va a cumplir" la promesa de liberalizar el 1 de septiembre el tramo de la autopista AP-68 hasta Cenicero.

Sanz realizó esta manifestaciones preguntado por los periodistas acerca del anuncio del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, en la campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales, de liberalizar ese tramo de autopista, durante una comparecencia de prensa en la que analizó el inicio del curso político.

El jefe del Ejecutivo riojano apuntó que la promesa de Zapatero "significaría que mañana no existiría ninguna barrera de cobro, en el tramo Agoncillo-Cenicero", si bien reiteró que "pienso, que no lo va a cumplir".

De todos modos, apuntó que "es muy triste que hayamos rebajado los compromisos a un presidente del Gobierno, que se comprometió a liberalizar toda la autopista", y ahora añadió que "somos tan generosos que lo bajamos a un tramo, que igual se queda en cinco kilómetros, entre Navarrete-Cenicero".

Sanz afirmó que "los únicos que hoy estamos haciendo algo con la autopista, y vamos a seguir haciéndolo, es el Gobierno de La Rioja". Indicó que espera que "un gobierno próximo resuelva y pague las deudas que desde el Gobierno de España se le deben a La Rioja", ya que el Ejecutivo central del PSOE "habla mucho y no hace nada".

Por otra parte, el jefe del Gobierno regional preguntado sobre el proceso de reindustrialización de Electrolux, afirmó que "sigue el curso normal y que la actividad empresarial está garantizada".