La primera fase de Vélez de Guevara podría estar finalizada en el mes de julio

 

La primera fase de Vélez de Guevara podría estar finalizada en el mes de julio

Imagen de la visita a las obras de Velez de Guevara
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Publicado 07/04/2017 12:52:28CET

   LOGROÑO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La primera fase de las obras de remodelación de la calle Vélez de Guevara podría estar finalizada en el mes de julio. El concejal de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, ha visitado este viernes los trabajos, junto a la concejala del distrito Centro, Mar San Martín.

   Este proyecto consiste en que, actualmente, se está hormigonando la acera este, y cambiando las acometidas de gas natural en las proximidades de Pérez Galdós. Las obras, que en esta primera fase cuentan con un presupuesto de 504.750 euros, fueron iniciadas el pasado 20 de febrero por la empresa adjudicataria, 'Calidad, organización y vivienda', y finalizarán en el mes de julio.

   "Con la remodelación de Vélez de Guevara cumplimos un compromiso con los vecinos y completamos la regeneración del entorno del Palacio de Justicia -ha manifestado Iglesias-. Además del saneamiento, la ampliación de las aceras era una de las demandas de los usuarios, y con ella aportamos protagonismo al peatón".

   A través de esta actuación, de la que ya se ha llevado a cabo el 23%, se pretende rediseñar la sección tipo de la calle de Vélez de Guevara manteniendo el esquema clásico de tráfico peatonal y rodado, cambiando el carácter actual enfatizando el espacio de circulación de los peatones y manteniendo un tráfico rodado lento (zona 30) y zonas de aparcamiento con un número de plazas menor al actual.

   El cruce de esta calle con Pérez Galdós es donde el proyecto esta primera fase adquiere una mayor imagen identificativa, ya que la intersección se realiza de forma elevada y se libera de la presencia del aparcamiento reduciéndose estrictamente el paso rodado y apareciendo unas pequeñas zonas de estancia.

   Tras la reurbanización, se diferencia cromáticamente del resto de la calzada, se proyectan elementos de mobiliario urbano, que separan y protegen al peatón del tráfico, lo que permite que queden unos espacios de dimensiones importantes que enfatizan y priorizan la presencia del peatón.

   "Este proyecto -ha recordado Iglesias- es un ejemplo del modelo de democracia participativa, en la que los vecinos intervienen de forma activa en la mejora de su entorno más próximo. Una política de hacer ciudad sobre la ciudad existente contando con vecinos, comerciantes y hosteleros de la zona".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies