Productividad, formación y fomentar las peculiaridades del modelo productivo, retos de la economía riojana

Sanz, durante su intervención ante el pleno de la Oficina de Asuntos Económicos
GOBIERNO DE LA RIOJA
Publicado 07/07/2014 13:15:08CET

Sanz subraya la implicación de todos los agentes integrantes y señala que el objetivo es que "todos se reflejen en los éxitos de La Rioja"

LOGROÑO, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La mejora de la productividad, la formación sobre todo de cargos directivos y el fomento de las peculiaridades del modelo productivo de la comunidad son los principales retos de la economía riojana para el futuro, tal como se ha puesto de manifiesto este lunes en la reunión en pleno de la Oficina de Asuntos Económicos, que ha estado presidida por el presidente del Gobierno regional, Pedro Sanz.

En su intervención, Sanz ha subrayado la implicación y el consenso de los agentes y entidades que conforman la Oficina de Asuntos Económicos en los retos prioritarios que tiene que superar La Rioja y ha señalado que el objetivo "es que todos los miembros de la Oficina se vean reflejados en los avances y éxitos de nuestra región".

"Este será el mejor indicador de que el camino emprendido es el correcto y nuestro sistema de gobernanza es el adecuado", ha afirmado Sanz, quien ha reconocido el papel destacado que juega este órgano de coordinación en la salida de la crisis "puesto que promueve un modelo novedoso de participación y de diseño de las políticas, que parte de las sinergias positivas que se generan de la colaboración y de la puesta en común de la situación".

En esta reunión, además del presidente, han intervenido el consejero de Industria, Innovación y Empleo, Javier Erro, y los directores de la Oficina, Juan Carlos Ayala y José Ignacio Castresana, quienes han presentado el informe final de situación de La Rioja que incluye la visión común, los retos y responsabilidades.

La Oficina de Asuntos Económicos se creó a principios de este mismo año para abordar, desde el consenso y la colaboración, la situación actual de La Rioja así como los principales desafíos económicos a los que se enfrenta la Comunidad. En este sentido, Pedro Sanz ha señalado que "las entidades e instituciones que forman parte de la Oficina se sienten implicados con la economía, con la visión común y además, han aportado soluciones y manifestado su colaboración en los retos y actuaciones".

En concreto, el informe presentado esta mañana señalado los principales retos a los que se enfrenta la economía riojana de acuerdo con el grado de consenso e implicación mostrado por los componentes de la Oficina.

En este sentido, el perfil de participación de los agentes en los cuatro retos prioritarios es similar, "lo que indica un mismo grado de compromiso, que los cuatro retos constituyen el núcleo de una visión compartida y, por tanto, su viabilidad para alcanzarla es alta", ha afirmado Pedro Sanz, quien ha señalado que en la definición de todos los retos coinciden agentes de los cuatro sectores económicos.

Además, ha resaltado la implicación total del Gobierno de La Rioja en los retos y las actuaciones que, derivadas de los mismos, deban ponerse en marcha: "el Gobierno, de manera transversal, actuará en todos ellos, pero el éxito y los resultados deseados los conseguiremos del esfuerzo coordinado de todos los agentes que componen la oficina de asuntos económicos, cuya aportación será variable dependiendo de sus intereses, recursos y especialización".

LOS RETOS.

El reto número uno es mantener un incremento de productividad similar al de las comunidades vecinas, incorporando actividades industriales y de servicios de alto valor añadido. El objetivo de este reto es evolucionar el modelo económico riojano incorporando actividades de mayor valor añadido en especial en el ámbito industrial y en el de los servicios avanzados pero también en agricultura y construcción.

Este reto supone trabajar para modernizar todos los sectores por medio de la incorporación de industrias intensivas en alta tecnología; la selección de productos de alto valor añadido para las explotaciones agrícolas, nutrigenómica, foodservice, gourmet, etc; la renovación del sector de la construcción orientándose hacia la construcción sostenible, inmótica, nanotecnología y energías renovables, y sus sinergias a través de tecnologías convergentes.

Supone, igualmente, el incremento progresivo de los servicios de alto valor añadido en el ámbito de la biotecnología, salud, la creación de un mercado de servicios avanzados de innovación e internacionalización o la logística avanzada. Hasta 63 agentes económicos concretos se sienten protagonistas en este reto.

El segundo reto en importancia y grado de consenso es fomentar la adquisición de valores, actitudes, habilidades y formación apropiada para la actividad empresarial en los distintos niveles organizativos con especial atención a la gestión directiva y el emprendimiento. Este reto fue incluido a propuesta de los propios integrantes de las mesas, por lo que es uno de los objetivos más participativos.

El tercero es afianzar las ganancias de productividad de todos los sectores en el período 2008-2012, utilizando tecnología y cualificación del personal cuando las empresas incrementen sus plantillas para responder al previsible incremento de la demanda en la fase expansiva del ciclo económico. En este reto, destaca especialmente el alto grado de compromiso de los agentes con un componente más técnico, como son los colegios profesionales y los cluster.

El cuarto reto se centra en obtener ventajas de las peculiaridades de nuestro modelo productivo, mediante la especialización en agricultura e industria y la potenciación de servicios avanzados. Ha sido calificado como prioritario para agricultura, servicios y construcción.

Por otra parte, también se ha producido un gran consenso entre los integrantes de la Oficina respecto a los retos poco prioritarios, entre los que destaca buscar nichos de empleo para parados de baja cualificación.

Así, los integrantes de la Oficina de Asuntos Económicos consideran que el problema que supone la baja cualificación de los desempleados no se debe solucionar creando un mercado de trabajo de bajo perfil, sino evolucionando el modelo productivo riojano, propiciando una cultura favorecedora de la actividad empresarial, incrementando la productividad de los trabajadores con formación y tecnología, y obteniendo ventajas del carácter agrícola e industrial de la economía riojana.

Por último, Pedro Sanz ha señalado que los resultados de este informe avalan la vigencia de los objetivos planteados en la Estrategia 2020 y "nos da la seguridad de que el rumbo trazado sigue contando con un alto consenso social". NUEVA ETAPA DE LA OFICINA: PROYECCIÓN.

A partir de este momento, la Oficina de Asuntos Económicos realizará una proyección de las decisiones y actuaciones que los agentes económicos y sociales van a realizar en el siguiente semestre para determinar su contribución al desarrollo de las líneas estratégicas.

Para ello, se les preguntará qué pueden hacer en los próximos meses, cómo pueden contribuir a cada reto y qué pueden hacer otros agentes para contribuir a superar cada línea prioritaria.

De este modo se podrá identificar a los agentes protagonistas en cada línea, detectar aspectos que puedan quedar insuficientemente atendidos y determinar acciones complementarias que permitan avanzar en los retos prioritarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies