Proyecto hombre pone el acento en no aliviar a los drogadictos las "consecuencias negativas" de su adicción

Actualizado 26/06/2007 16:30:49 CET

LOGROÑO, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de Proyecto Hombre en La Rioja, Pedro Gil, puso hoy el acento en la necesidad de no aliviar a los drogadictos las "consecuencias negativas" de su adicción, solucionando, por ejemplo, sus problemas financieros.

Gil ofreció una rueda de prensa con motivo de la celebración del Día Internacional Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas. Allí, destacó la importancia del comportamiento de la familia a la hora de frenar el consumo de drogas.

Explicó que es cuando una persona "sufre" las consecuencias negativas de su adicción cuando decide atacar el problema. Por eso, rechazó que, por ejemplo, si se están resintiendo las relaciones familiares, sus componentes "aguanten lo inaguantable".

"El último que reconoce el consumo es el usuario", indicó. A la vez, aseguró que "de las drogas se puede salir" y su consumo puede suponer sólo "una época de la vida".

Proyecto Hombre, indicó, trató, durante el año pasado, 56 personas, de las que 36 supusieron un nuevo ingreso. Mientras diecinueve salieron de su situación, once abandonaron el tratamiento, indicó.

En cifras globales, Proyecto Hombre atendió a 105 personas, entre las que se encuentran familiares. Incluso, aseguró que la presencia de estos últimos ha crecido, en los últimos años, entre un diez y un veinte por ciento.