El PSOE espera que el Gobierno riojano "tome en serio" el informe del Tribunal de Cuentas

 

El PSOE espera que el Gobierno riojano "tome en serio" el informe del Tribunal de Cuentas

Franciso Ocón
PSOE
Publicado 28/02/2017 14:24:25CET

   LOGROÑO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista, Francisco Ocón, ha esperado hoy que el Gobierno riojano "tome en serio" el informe del Tribunal de Cuentas en el que, entre otras cuestiones, señalaba como debilidades en La Rioja el control de las subvenciones concedidas y la gestión del gasto sanitario.

   En rueda de prensa previa a la comparecencia, esta tarde, del consejero de Hacienda, Alfonso Domingo, en el Parlamento, Ocón ha incidido en los detalles del Informe anual de Fiscalización de la Comunidad Autónoma de La Rioja correspondiente a 2014, que dio a conocer el pasado 24 de enero y que, según ha dicho, levantó la preocupación de los socialistas.

   Ocón ha hecho referencia a cómo el Tribunal de Cuentas señalaba el "aumento exponencial" de la deuda pública de La Rioja. De este modo, ha indicado, en el año 2014 la deuda era de 1.296 millones de euros, un 16,8 por ciento del PIB, ya cada riojano debía 4.134 euros; pero en los últimos cinco años la deuda se ha disparado un 229 por ciento.

   En 2014 La Rioja "no cumplió ni con la estabilidad presupuestaria ni con el objetivo de deuda previsto", tal y como señala el Tribunal de Cuentas. Y la situación en 2016 "es todavía peor, a pesar de todos los recortes y la falta de inversión pública".

   En segundo lugar, el informe encontró debilidades en la planificación y programación presupuestaria, los procedimientos y registros contables, la gestión patrimonial de bienes y derechos, la Tesorería y deudores y el control de subvenciones.

   El tercer asunto llamativo del informe del Tribunal de Cuentas para el PSOE es que la Intervención General "es ajena al doce por ciento del gasto público de la Comunidad, ya que un organismo autónomo, dos entes públicos, tres empresas públicas, ocho fundaciones y un consorcio, quedan fuera de su control, son ajenas al control de la intervención general de la Comunidad, cuando se debería tener un control exhaustivo sobre cada euro de gasto público".

   A esto ha sumado que "no consta control de eficacia sobre la gestión de la ADER, que es el organismo que maneja toda la política industrial de la comunidad".

   "Nos parece una advertencia lo suficientemente grave como para tomar medidas contundentes, teniendo además en cuenta la situación que la industria atraviesa en nuestra región", ha dicho Ocón.

   Por último, "no existe un manual de procedimiento para la gestión de subvenciones definiendo funciones y responsabilidades"; algo a lo que ha unido que el Tribunal de Cuentas se hace eco de un "profundo deterioro financiero y patrimonial en la sanidad riojana".

   Así, hace referencia a un "incremento continuo del déficit" de la Fundación Hospital de Calahorra y de la Fundación Rioja Salud, que en el año 2014 se incrementó 4,1 millones euros y entre las dos acumulaban un déficit de más de 31,7 millones, y esta situación "es debida exclusivamente a una mala financiación de la sanidad pública riojana".

   En materia sanitaria también ha destacado que el Tribunal indica que "no existen normas respecto a la derivación de pacientes" y "se desarrollan conciertos con empresas privadas sin tener demostrada la incapacidad de llevar adelante la gestión con los medios propios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies