El PSOE insiste en que Gran Vía es "un escándalo sin precedentes" y pide a Tamayo que dimita o al alcalde "que la cese"

 

El PSOE insiste en que Gran Vía es "un escándalo sin precedentes" y pide a Tamayo que dimita o al alcalde "que la cese"

Actualizado 27/01/2006 12:29:40 CET

LOGROÑO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal del PSOE Vicente Urquía insistió hoy en que la gestión de las obras para el aparcamiento subterráneo y reurbanización superficial de Gran Vía es "un escándalo sin precedentes en el Ayuntamiento", por el que pidió a la coordinadora general de Desarrollo Urbano, Yolanda Tamayo, o al alcalde, Julio Revuelta, "que la cese de inmediato".

Urquía recordó que su grupo municipal viene denunciando desde el pasado verano la adjudicación del proyecto de Gran Vía a una empresa de arquitectura, de la que era socio el marido de Yolanda Tamayo, "que es un cargo de confianza nombrado por el alcalde, por lo que estamos ante un claro caso de falta de ética y de moralidad".

Con todo, consideró "más grave y que raya en la indignación, porque es un fraude y un engaño a los ciudadanos, el que el pasado mes de noviembre, la empresa adjudicataria, Estacionamientos Gran Vía, nombrar a este arquitecto como director de obra, así que estamos frente a una clara incompatibilidad".

"No puede ser que un responsable técnico nombrado por la empresa adjudicataria como codirector de los trabajos sea el marido de la responsable política de obras en el Ayuntamiento, no es algo compatible en lo ético, porque se da una clara mezcla de lo público y lo privado", afirmó.

Para Urquía, además, "que no nos venga el PP diciendo que Tamayo no tiene nada que ver con la obra, porque, de ser así, si la mayor responsable de las obras municipales no tiene nada que ver con la obra más importante que se va a hacer en la ciudad, que es la de Gran Vía, no sabemos para qué está en su puesto".

A ello sumó que, por parte municipal, "se ha nombrado a dos funcionarios como codirectores de la obra por el Ayuntamiento, dos funcionarios que nos merecen todo el respeto, uno por el área de Movilidad y otro por la de Desarrollo Urbano, pero han sido nombrados sin ningún informe previo y a propuesta de la concejala de Distrito Centro, que no tiene competencias en este campo".

El edil socialista recalcó, sin embargo, que "lo más serio de todo este asunto es que pretenden engañar y reirse de los ciudadanos", una actuación que, en sus palabras, se está dando porque "hasta noviembre, el marido de Tamayo figuraba en el Registro Mercantil como uno de los administradores solidarios de su empresa, junto con otra persona".

Desde el 15 de noviembre, según los datos de Urquía, "curiosamente, el mismo día que se le nombró por la empresa director de la obra, este hombre ya no aparece como socio; que se vaya en lo administrativo pero siga en el proyecto en la práctica es un engaño a los ciudadanos, que no hace más que darnos la razón de que nuestras denuncias de incompatibilidad son ciertas".

Por todo ello, pidió al alcalde, Julio Revuelta, "que es el máximo responsable de este escarnio, que dé explicaciones, y que si Yolanda Tamayo no dimite, que la cese de forma inmediata". "Todo esto puede ser legal, pero nos da la razón en lo inmoral. Este procedimiento está siendo un escándalo sin antecedentes en la historia de este Ayuntamiento", finalizó.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies