El PSOE de La Rioja cree que "el tiempo de la reforma constitucional ha llegado"

La Constitución Española, Editada Por Civitas
EUROPA PRESS
Actualizado 06/12/2016 10:58:18 CET

   LOGROÑO, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El PSOE de La Rioja ha considerado este martes que "la Constitución es sinónimo de impulso político, económico y social para nuestra sociedad y los socialistas riojanos nos sentimos orgullosos de ella", por lo que opinan que "la mejor forma de defender la Constitución será actualizarla y adaptarla a la realidad mediante su reforma".

   "El tiempo de la reforma constitucional ha llegado", afirman los socialistas riojanos en un comunicado, en el que aseguran que rinden homenaje a la Constitución "un año más, cuando hoy cumple 38 años desde su aprobación en referéndum".

   Para los socialistas, gracias a la Constitución de 1978 "han sido posibles la garantía de los derechos y libertades, los fundamentos del Estado social, la participación democrática en la toma de decisiones, el desarrollo de una profunda descentralización política a partir del reconocimiento de la diversidad de nuestro país y, como consecuencia de todo ello, la convivencia social y el incremento del bienestar de los españoles y españolas".

   La Constitución "es sinónimo de impulso político, económico y social para nuestra sociedad" y los socialistas "nos sentimos orgullosos de ella, de nuestra participación en su elaboración y defensa y de nuestra decisiva aportación a su aplicación y desarrollo".

   Con todo, apuntan que "la España de 2016 no es ya la de 1978, la de hoy es una España en la que la mitad de la población no participó en la aprobación de la Constitución y ésta reclama ahora su espacio".

   "La de 2016 es una España más moderna, más rica, decididamente descentralizada, integrada en la Unión Europea, inmersa en la globalización económica, afectada por unas tecnologías de la información y la comunicación que han cambiado la forma de entender el mundo y, también, la forma de hacer política y de gestionar los asuntos públicos", aducen.

   Por ello, los socialistas riojanos muestran "nuestro compromiso con el sistema constitucional y por ello mismo reiteramos nuestro convencimiento de que es necesario emprender una reforma constitucional consensuada y bien medida para un nuevo largo periodo de convivencia, con el objetivo fundamental de garantizar el progreso, la paz social, la estabilidad política y la solidaridad territorial para las generaciones vivas y las futuras generaciones de españoles".

   "El tiempo para la reforma constitucional ha llegado", insisten, una reforma para "proteger y garantizar suficientemente el Estado del bienestar", en especial "los derechos básicos de las personas; para fortalecer y ampliar los derechos fundamentales conforme a la evolución de los nuevos tiempos y revitalizar nuestro Estado de Derecho; para modernizar y mejorar la calidad democrática y de nuestras instituciones; para mejorar la estructura y el funcionamiento de nuestro modelo territorial en un sentido federal, fortaleciendo simultáneamente la unidad del Estado, el autogobierno de las Comunidades y el respeto e integración democrática de la diversidad de la España plural; para adecuar y reforzar nuestra articulación con la Unión Europea".

   El PSOE está dispuesto "a levantar la bandera de las reformas". Los socialistas "queremos y podemos" afrontar la "necesaria" reforma constitucional "sin miedo, con ilusión y con esperanza, porque sabemos hacerlo, porque es lo que hemos hecho desde el primer día de la democracia: impulsar todas las reformas y participar en todos los consensos".

   La Constitución de 1978, sin duda "es la mejor Constitución de nuestra historia, no se ve ni se verá deslegitimada porque queramos abordar, y abordemos, su reforma; al contrario, será el único modo de dotarla de un nuevo vigor".

   De hecho, "la mejor forma de defender la Constitución será actualizarla y adaptarla a la realidad mediante su reforma". Así se evitará el "siempre peligroso riesgo de que norma y realidad no vayan acompasadas y se fortalecerá el pacto de todos los españoles y españolas con la norma fundamental que regula su convivencia".

   Aún más, se forjará "un nuevo pacto ciudadano que habrá de desembocar en la actualización, mejora, revitalización y relegitimación de nuestra democracia y de nuestro modelo de Estado, dando respuestas a los nuevos retos y a las nuevas realidades".