Puerta grande para Urdiales y Campos en la primera corrida de la feria de San José de Arnedo

URDIALES Y CAMPOS EN ARNEDO
EUROPA PRESS
Actualizado 17/03/2018 21:55:32 CET

Los toreros, Diego Urdiales y Tomás Campos, han salido por la puerta grande del 'Arnedo Arena' en el transcurso de la primera tarde de la feria de San José de la localidad riojabajeña.

   El torero local ha conseguido el triunfo tras cortar dos orejas en su primer toro de la ganadería sevillana de Luis Algarra, mientras que el diestro extremeño ha cortado una oreja en cada uno de su lote.

   Además, el tercer espada Juan José Padilla, que ha sustituido a Cayetano Rivera por una lesión, ha obtenido un trofeo por su primero.

   Todo ello en una tarde en la que los aficionados riojanos han llenado tres cuartos de la plaza arnedana, que se ha mostrado desde el principio cariñosa con los tres diestros a los que ha ovacionado al inicio del festejo.

Ha abierto la corrida el jerezano Juan José Padilla que se ha topado con un noble animal de la ganadería sevillana. El diestro, que ha anunciado su despedida al final de este temporada, ha comenzado su faena de rodillas para después probar por ambos pitones al ejemplar de Algarra, en una faena que ha llegado al tendido a pesar de que le ha faltado algo de profundidad. Una buena estocada le ha hecho merecedor de un trofeo.

   Con su segundo, el cuarto del festejo, Padilla, tras ofrecer su habitual tercio de banderillas, no ha brillado en una faena que se ha ido desvaneciendo según pasaban los minutos. Al final, silencio en su actuación.

   El riojano, con su primer astado, se ha mostrado firme de inicio, con unas verónicas de enjundia que han levantado a los tendidos. Tras brindar el toro al exmatador Juan Antonio Ruiz 'Espartaco' - también lo ha hecho Campos-, el arnedano, sobre todo con la mano derecha, ha ofrecido un toreo de alto nivel, donde la profundidad y la ligazón ha sido la gran protagonista. Con el pitón izquierdo no ha podido brillar Urdiales, si bien ha obtenido algún bello natural aislado. Una buena estocada, le ha hecho merecedor de la dos orejas.

   Con el quinto, un complicado toro, el diestro local no ha podido robar ni muletazo, por lo que ha optado por abreviar la faena, siendo aplaudido.

   Por su parte, Tomás Campos, torero extremeño, afincado en La Rioja, ha brillado con holgura en ambas actuaciones. Con su primero, el de Llerena, se ha llevado un revolcón que lejos de amilanarlo ha hecho que se haya crecido, logrando una gran faena por ambos pitones, ante un toro exigente.

   Con el que ha cerrado plaza, el diestro pacense ha mostrado su mejor toreo, con un toreo al natural largo y profundo, que ha alternado con una prodigiosa mano derecha. La mala fortuna con el descabello le ha esquilmado la segunda oreja que ya tenía ganada tras una buena estocada.