La revisión del PGM de Logroño dará prioridad a la ciudad consolidada, al Ebro y a la 'naturalización' del centro

 

La revisión del PGM de Logroño dará prioridad a la ciudad consolidada, al Ebro y a la 'naturalización' del centro

Gamarra y Ezquiaga, en la rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 12/05/2017 13:57:23CET

   LOGROÑO, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   La revisión del Plan General de Logroño se retomará en breve, para dar prioridad a la ciudad consolidada frente a su expansión, a la integración del Ebro, y a una 'naturalización' del centro, es decir, a crear más espacios naturales, verdes o peatonales. La primera fase de esta nueva visión de la capital se verá en el avance de la revisión, que podría estar lista aproximadamente en un año.

   Como ha avanzado este viernes la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamara, el Ayuntamiento "retoma ya la revisión del Plan General Municipal, un trabajo iniciado en 2006 y que quedó suspendido en 2010, en un momento de cambios e incertidumbres provocados por la dura crisis económica, y en particular la crisis inmobiliaria, que sufría nuestro país".

   "La experiencia vivida, la reflexión de lo ocurrido, nos plantea ahora la oportunidad de corregir errores pasados y reformular un urbanismo desde bases más sólidas y duraderas; buscando la atención a las necesidades reales y a la calidad de vida de los habitantes y del entorno en el que conviven", ha añadido la primera edil.

   Gamarra ha detallado los primeros compases de este revisión junto con José María Ezquiaga, doctor arquitecto y sociólogo, cabeza del estudio Ezquiaga Arquitectura Sociedad y Territorio, al que en 2007 le fue adjudicado este trabajo, con el que se ha reunido para analizar el nuevo impulso que se le da a este trabajo.

   Para Gamarra, "el Plan General Municipal es una herramienta fundamental para el desarrollo de la ciudad, por eso debe partir de un análisis riguroso de la situación en la que se encuentra Logroño y de los retos que tiene planteados en el corto plazo y sobre todo en el futuro".

   En este sentido, ha considerado que "la situación actual de la ciudad es muy distinta a la del 2010 por lo que el nuevo PGM deberá adaptarse a los tiempos, teniendo en cuenta la historia reciente pero contemplando la nueva perspectiva jurídica, el nuevo escenario socioeconómico y la realidad física".

   La alcaldesa ha subrayado que "los años transcurridos desde el inicio de este trabajo hacen necesario reorientar el enfoque de la revisión del Plan, convirtiéndolo en un instrumento flexible y abierto a la innovación; capaz de abordar el orden estructural de la ciudad: integrando coherentemente las estrategias ambientales, de vivienda, movilidad sostenible, infraestructuras; sin perder de vista la atención a las necesidades sociales reales; y la sensibilidad hacia lo local".

SEIS EJES.

   Sobre estas premisas se articula una estrategia "en torno a seis ejes", como ha reslatado Cuca Gamarra. El primero es "la planificación desde el consenso, como garantía de acierto y estabilidad a largo plazo"; la adaptación del planeamiento municipal al nuevo marco legislativo, tanto nacional como regional, incluida la Ley de Capitalidad; y el paso de la expansión "a la ciudad consolidada, a la regeneración urbana".

   A ello ha sumado la prioridad a la ordenación del espacio público y la movilidad sostenible; la naturalización de la ciudad como estrategia activa de construcción de un nuevo paisaje urbano; y el centro como espacio amable y habitable y activo económico de la ciudad.

   La alcaldesa ha confirmado que las Unidades municipales de Desarrollo Urbano y Contratación llevan desde hace un año aproximadamente trabajando en el expediente administrativo para retomar el contrato con el equipo de Ezquiaga.

   En estos momentos, se está ya en disposición de aprobar en próximas semanas en Junta de Gobierno la contratación de la actualización del avance de la revisión del PGM, "lo que se podría considerar la primera fase" del nuevo proyecto.

   "El siguiente hito -ha señalado Gamarra- se plasmará en un acuerdo plenario para impulsar el trabajo buscando el consenso político en un instrumento básico para el futuro; un acuerdo que siempre se ha buscado en un asunto tan trascendental que supera muchas Legislaturas y Corporaciones".

   Un deseo de consenso "que llevará al equipo de Gobierno a trabajar conjuntamente con el resto de los Grupos Municipales", con los que esta misma mañana ya se ha convocado una reunión con el equipo redactor de la revisión del Plan.

   Una parte importante del trabajo realizado y entregado por el equipo de Ezquiaga -que se desarrolló hasta un documento preparado para su aprobación inicial- sigue siendo vigente; aunque deberá ser revisado y adaptado a la realidad del momento así como completado hasta su aprobación definitiva. El contrato se adjudicó en 2007 por 660.000 euros (IVA incluido) y de él ya ha sido abonado el 85 por ciento.

REGENERACION.

   José María Ezquiaga ha hecho especial hincapié en "el énfasis que hay que hacer en la regeneración urbana sobre lo ya existente, la ciudad consolidada", con el desafío adicional "de la naturalización, el reverdecer las ciudades". "La revisión -ha afirmado- vuelve los ojos a lo ya existente, al centro y a los barrios".

   Con todo, no se contemplará en la revisión un crecimiento cero de la ciudad "porque eso sería demasiado radical, hay que tener en cuenta el tema demográfico, porque se seguirán formando familias, eso sí, con menos miembros y con otros estándares de calidad, con más metros cuadrados por persona".

   En este sentido, ha apostado por "dar facilidades normativas para la rehabilitación" de edificios antiguos, así como "en la calidad del espacio público". Algo en lo que ha apostado sobre todo por "contar con la recuperación del río", como hilo conductor de una trama urbana en la que "el centro, Casco Antiguo incluido, siga siendo el centro".

   Además, Ezquiaga ha señalado que Logroño es una ciudad muy proclive a las peatonalizaciones, que, incluso partiendo desde el Ebro, "puedan enganchar con calles y parques, creando una gran trama urbana sostenible".

   Y aunque hay mucho trabajo ya realizado, ha señalado que "hay que actualizarlo", con lo que, tras el correspondiente acuerdo político en pleno -que, en palabras de Gamarra, "espero que sea unánime, como en otros PGM"- ha calculado que el avance de la revisión podría estar "aproximadamente en un año".

   Tras su aprobación, a ello seguirían en la tramitación, como ha detallado la alcaldesa, la aprobación inicial del Plan General, su aprobación provisional y, finalmente, la aprobación definitiva. Unos pasos, que, para Ezquiaga, "serán a más largo plazo, los Planes Generales siempre han sido cosa de más de una Corporación".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies