La Rioja adquirirá tres equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer con la donación de la Fundación Amancio Ortega

Acto de donación de Fundación Ortega a La Rioja
EUROPA PRESS
Publicado 23/05/2017 13:27:48CET

   LOGROÑO, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   La Rioja adquirirá tres equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer, con los 4,8 millones de euros donados por la Fundación Amancio Ortega. Para ello, está mañana se ha firmado un protocolo por parte del presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros, y el vicepresidente de la Fundación, José Arnau.

   En concreto, el Sistema Público de Salud contará gracias a esta aportación con dos nuevos aceleradores lineales y un mamógrafo digital, que según ha indicado Ceniceros suponen dar un "salto cualitativo", puesto que incorpora "tecnología más avanzada que permite aumentar la precisión de los tratamientos, mejorar el control de la enfermedad, ampliar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes, así como ayuda a abrir nuevas oportunidades en investigación".

   En el acto, celebrado esta mañana en el Palacio de Gobierno, han participado también, la consejera de Salud, María Martín y el Gerente de Fundación Rioja Salud, Javier Aparicio, además de representantes de los profesionales sanitarios, como los responsables de los servicios de Oncología Radioterápica y Medicina Nuclear, así como representantes de las asociaciones de pacientes oncológicos, como FARO, AECC, y de la Asociación Jóvenes con Cáncer.

INVERSIÓN EN RIOJA BAJA

   El presidente ha explicado que el Sistema Público, destinará los 4,8 millones de euros que dona la Fundación a comprar un mamógrafo digital que se instalará en el hospital de Calahorra para dar servicio a la Rioja Baja y dos aceleradores lineales de última generación, que sustituirán a los que actualmente prestan servicio en el Área de Oncología Radioterápica, de la Fundación Rioja Salud y "que van a permitir realizar diagnóstico más precisos, proporcionando a los pacientes tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración".

   En concreto, con los dos nuevos aceleradores lineales podrán realizarse tratamientos localizados de cirugía o radioterapia en detrimento de tratamientos más agresivos para el paciente. Por su parte, el nuevo mamógrafo, incorpora alta tecnología que permite diagnosticar lesiones muy pequeñas y sutiles, que a veces quedan ocultas en la mamografía digital ordinaria.

   "Sin duda, se trata de un nuevo material médico que va a producir efectos positivos en la salud de las personas en relación con el cáncer: mejor definición en el diagnóstico y tratamientos menos agresivos", ha incidido el presidente del Ejecutivo riojano. Igualmente, esta aportación afecta de forma muy positiva al desarrollo del área asistencial de la estrategia de innovación Objetivo 2022 que actualmente se está desarrollando en la Fundación.

   Por su parte, Arnau ha mostrado su "satisfacción" por este protocolo, puesto que, ha explicado, la Fundación Amancio Ortega "orienta sus actuaciones de acuerdo con unos principios inspirados en el modo de hacer de su fundador, impulsando proyectos capaces de generar resultados prácticos a corto plazo y con impacto de futuro relevante".

   Ante ello, ha señalado que "elegimos áreas de especial sensibilidad social y tratamos que beneficien a un gran número de ciudadanos". De ahí, que se "apoye" con esta donación para tratamientos oncológicos "uno de los pilares del Estado del Bienestar como es el sistema público de salud".

PRIORIDAD LUCHA CONTRA EL CÁNCER

   Tanto por su elevada prevalencia como por el aumento en la complejidad de su diagnóstico y tratamiento, el cáncer es una prioridad indiscutible para el Sistema Público de Salud de La Rioja. Es por ello que este acuerdo de colaboración con va a permitir mejorar de forma importante los recursos diagnósticos y terapéuticos destinados a todas las personas con cáncer. Cada año fallecen en La Rioja unas 900 personas por cáncer, lo que representa la segunda causa de muerte tras las enfermedades circulatorias (infartos, ictus, etcétera).

   Anualmente, se diagnostican en La Rioja en torno a 1.500 casos de cáncer y los más frecuentes son el de próstata (21 por ciento); colorrectal (17 por ciento) y de pulmón (13 por ciento) en hombres y el de mama (29 por ciento), colorrectal (145) y de estómago (6 por ciento) en mujeres.

   Estas cifras demuestran que "el cáncer forma parte de nuestra realidad", ha afirmado el presidente del Ejecutivo riojano, quien ha hecho hincapié en la importancia de abordar esta enfermedad "de manera integral y coordinada desde una triple perspectiva: prevención, asistencia e investigación, buscando siempre el bienestar del paciente y su calidad de vida".

   El protocolo firmado hoy en La Rioja se suma a los que esta institución ya tiene con otros gobiernos autonómicos para la modernización de los equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer en España y que alcanzan la cifra de 320 millones de euros.

   "La Fundación Amancio Ortega pone de manifiesto así su apuesta por el fortalecimiento de la sanidad pública española, uno de los pilares esenciales del bienestar de nuestro país; sanidad pública que es la de todos y para todos, y que con una donación como está contribuimos a mejorar", ha concluido Ceniceros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies