La Rioja cierra en 2011 una campaña de incendios "muy positiva", con 82 siniestros que afectaron a 62,6 hectáreas

En Julio De 2009 Se Declararon Varios Incendios
DGA
Actualizado 25/01/2012 13:48:27 CET

Son 32 fuegos menos que el ejercicio anterior, y con 220 hectáreas quemadas menos, un descenso continuo desde hace diez años

LOGROÑO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Rioja ha cerrad en 2011 una campaña de incendios "muy positiva", con 82 siniestros que afectaron a 62,6 hectareas, lo que supone 32 fuegos menos que el ejercicio anterior y con 220 hectáreas quemadas menos, en un descenso continuo desde hace diez años, como han destacado esta mañana el consejero de Agricultura, Iñigo Nagore, y el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola.

Nagore, que ha dado cuenta del balance de la campaña de incendios, ha felicitado a los medios de detección y extinción de incendios y al conjunto de la sociedad riojana por haber contribuido a que el pasado 2011 haya sido otro "año positivo" en la lucha contra incendios tras un descenso tanto el número de siniestros como el de la superficie quemada en La Rioja.

No obstante, el consejero ha advertido que "no podemos bajar la guardia y debemos seguir trabajando para seguir reduciendo estas cifras", al tiempo que ha afirmado que "el buen trabajo y la efectividad del servicio de detección y extinción durante las sucesivas campañas y la creciente sensibilización social han sido fundamentales para mantener esta tendencia decreciente".

En este sentido, ha subrayado que "el índice de siniestralidad en la Comunidad Autónoma se ha situado por debajo de la media de los últimos diez años, a pesar de que no ha sido un año favorable desde el punto de vista meteorológico".

De hecho, ha recordado que "las excepcionales condiciones meteorológicas y la sequía motivaron la ampliación de la temporada de alto riesgo de incendios forestales hasta finales de octubre".

En cuanto a los datos, durante 2011, La Rioja registró 82 siniestros, 32 menos que en 2010, que afectaron a 62,63 hectáreas de superficie forestal, de las cuales 9,97 eran arboladas. Estas cifras suponen una disminución de 221,25 hectáreas de superficie forestal y 14,46 hectáreas de masa arbolada con respecto a la campaña precedente.

Un 82% de los siniestros registrados el pasado año, como ha destacado Nagore, se quedaron en meros conatos. La superficie forestal media quemada en esta campaña se ha situado en las 0,76 hectáreas, un dato que, a su juicio, "demuestra el nivel de efectividad de los medios, ya que en la mayor parte de los casos no afectaron a más de una hectárea y no se produjeron situaciones de peligro para los ciudadanos".

Al cierre de la campaña, abril y mayo fueron los meses de mayor siniestralidad al producirse el 27% de los incendios y quemarse el 38% de la superficie forestal de todo el año. En concreto, mayo encabeza el porcentaje por número, con 12 incendios registrados, siendo también en este mes cuando se produjo el suceso más importante por extensión al quemarse 12,3 hectáreas de arbolado y pastizal en una chopera en Haro.

En este sentido, y analizando la distribución mensual de los incendios, se observa un repunte en el mes de mayo respecto a la media del último decenio. El resto del año, destacan los meses de febrero y marzo cuyo número de siniestros se encuentra ligeramente por debajo de la media registrada entre los años 2001 y 2010.

La mayor parte de los incendios se siguen concentrando en el valle del Ebro y su origen mayoritario siguen siendo las prácticas agrícolas inadecuadas como la limpieza de terrenos, ribazos y acequias de riego con empleo de fuego y la quema incontrolada de residuos agrícolas. Así, Nagore ha apuntado que un 13% de los casos fueron negligencias.

Por su parte, Miguel Urbiola ha detallado que, en la pasada campaña, a nivel nacional, el índice de hectáreas quemadas fue de 5,2, frente a las 0,76 de La Rioja, con un total en todo el país de 16.000 incendios, 5.000 más que en el año anterior. Especial hincapié ha hecho en que "no hemos tenido en 10 años ningún gran incendio, de más de 500 hectáreas, mientras que en el país, el año pasado, hubo 18".

"Ojalá sigamos por este camino de descenso continuo, en el que llevamos ya 10 años", ha apuntado Urbiola, quien ha señalado que "las previsiones no van más allá de 15 días, estamos a expensas del clima". En esta línea, ha señalado que "en enero, se ha salido ya 4 ó 5 veces, para conatos nada más, pero tendría que llover y, sobre todo, nevar, para que el terreno coja humedad".

Por ello, y aunque Nagore ha insistido en que "ha sido una muy buena campaña", ha apostado por "mantener la alerta ante los incendios todo el año, porque se están viendo fuegos fuera de las épocas de riesgo, por la climatología, así que hay que estar siempre dispuestos", a lo que ha unido la necesidad de "no bajar la guardia porque en cualquier momento se puede producir un siniestro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies