La Rioja contará en 2018 con 50 plazas más para personas mayores dependientes en centros de día de Logroño

Residencia, geriátrico, anciano, centro de día
SÍNDIC DE GREUGES
Publicado 29/12/2017 12:58:55CET

   LOGROÑO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy un gasto de 5,4 millones de euros para contratar 130 plazas de centro de día para personas mayores dependientes en Logroño. De esta forma, además de mantener las 80 plazas que actualmente están contratadas y cuya ejecución finaliza en 2018, se amplía en 50 plazas el parque público de plazas de centro de día.

   El consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, ha subrayado que "el objetivo de esta medida es poder atender la demanda existente, que ha ido incrementándose de forma progresiva en los últimos años debido al envejecimiento de la población". Esta demanda se ha concentrado en Logroño y su área metropolitana porque, además de que cuenta con mayor porcentaje de población, incluso las personas mayores dependientes que residen en el ámbito rural prefieren desplazarse a Logroño para poder estar cerca de sus familiares.

Los centros de día ayudan a las familias a conciliar su vida laboral y personal y permiten mantener a las personas mayores durante más tiempo en un entorno familiar y cercano, lo que repercute en su calidad de vida. Además, se trata de un recurso especializado de atención diurna, abierto y polivalente, con funciones terapéuticas y asistenciales, que presta una atención integral a las personas mayores dependientes que precisen apoyos para el desarrollo de habilidades personas y sociales, así como mejorar o mantener el mejor nivel posible de autonomía.

   En concreto, las 130 plazas objeto de contratación se distribuirán en 3 lotes (lote 1 con 90 plazas y lotes 2 y 3 con 20 plazas cada uno) y el plazo de ejecución de los contratos será de 3 años prorrogables por otros 3 años más. En total, Logroño contará a partir de 2018 con 285 plazas públicas en centro de día para personas mayores dependientes.

   Con la distribución de las plazas en tres lotes se pretende que los tres centros privados que actualmente prestan el servicio de centro de día en Logroño puedan contar con plazas públicas con la finalidad de que los principales beneficiados de esta medida sean los propios usuarios, que podrán elegir plaza en el centro que más se adecue a sus necesidades (cercanía al domicilio familiar, trabajo de los cuidadores, etcétera).

   Como viene siendo habitual en los nuevos pliegos de contratación, el adjudicatario de este servicio deberá cumplir determinadas cláusulas sociales que se han introducido de acuerdo con la Estrategia de Responsabilidad Social Corporativa del Gobierno de La Rioja, cuyo objetivo es que la Administración pública riojana sea referente y protagonista de la responsabilidad social, entendida como elemento de excelencia y mejora organizacional.

OBLIGACIONES

   En concreto, se contemplan como obligaciones de los contratistas adjudicatarios el incorporar a su plantilla, en los supuestos de nuevas contrataciones, jubilaciones o cualquier otra circunstancia que requiera la sustitución de personal, a personas desempleadas de larga duración, perceptores de renta mínima de inserción o renta de ciudadanía y mujeres víctimas de violencia de género.

   Además, hacer un uso no sexista del lenguaje y fomentar valores de igualdad en toda la documentación, publicidad, imagen o material necesario para la ejecución del contrato.

   También desarrollar con carácter anual actividades de sensibilización y formación en materia de igualdad; prevención de riesgos laborales, impacto de género, promoción de la estabilidad en el empleo, conciliación de la vida familiar y laboral, con indicadores y datos desglosados por sexo de la plantilla que ejecutará el contrato.

   Impartir formación específica y presencial a sus trabajadores en materia de entrenamiento en habilidades sociales y gestión del estrés; atención al usuario y manejo de situaciones conflictivas; medidas de contención y autoprotección y cualquier otra materia que permita mejorar la prestación del servicio, así como utilizar indicadores de género en la evaluación del contrato a ejecutar.

   Finalmente, realizar una recogida selectiva de residuos, retirada de embalajes y envases vacíos y depositarlos en los contenedores correspondientes o en otro sistema de gestión de residuos autorizado.