Los riojanos gastaron una media de 22.200 euros en la compra de su coche en julio, un 0,5% más

Actualizado 25/08/2007 15:11:15 CET

LOGROÑO, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los riojanos gastaron una media de 22.204 euros en la compra de su vehículo durante el pasado mes de julio, lo que supone un incremento del 0,5% con respecto al mismo mes del año anterior, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) facilitados a Faconauto, la federación que agrupa a los 3.000 concesionarios oficiales presentes en España. Por su parte, los españoles desembolsaron una media de 21.439 euros en julio, lo que supone un 1,3% más que en julio de 2006.

Faconauto explica que esta moderación del precio de los coches está relacionada directamente con la moderación del IPC -en julio descendió siete décimas, situándose la inflación interanual en el 2,2%- y el aumento de los descuentos promocionales (+6,3%) que fabricantes y concesionarios están aplicando a la venta de vehículos nuevos, con el fin de dinamizar un mercado que refleja ya "claros síntomas de debilidad".

Para la patronal de los concesionarios, los factores que explican esta debilidad del mercado y que está afectando con mayor virulencia a la demanda de particulares, son, por un lado, el alto nivel de los tipos de interés y la incertidumbre su evolución futura y, por otro, la subida del precio del petróleo.

Según el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold, "se cumple un año ahora en el que el ciclo de tipos de interés se sitúa por encima de la inflación, superando así los 1,8 puntos porcentuales y con el anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de que probablemente se producirán dos nuevas subidas de un cuarto de punto cada una en este año".

"Por otro lado -añade- la cotización del brent roza ya los precios máximos alcanzados hace un año, pero con la práctica seguridad de que no bajarán después del verano como ocurrió en 2006".

Faconauto recuerda que las ventas de turismos y todoterrenos en España cayeron un 0,8% el pasado mes de julio, con un total de 166.088 vehículos matriculados. El mercado de particulares descendió un 3,7% en julio, mientras que el de empresas, empujado por las automatrículas efectuadas para compensar la debilidad de la demanda de particulares, creció un 7,5% el pasado mes. Las ventas de alquiladores, por su parte, retrocedieron un 3% en julio, compensando parcialmente los fuertes avances de mayo y junio.

MÁS PEQUEÑOS Y MENOS EFICIENTES.

Por otro lado, los automovilistas que decidieron comprar un coche en julio se inclinaron por la compra de vehículos con una dimensión ligeramente inferior (-0,5%) a la del mismo mes del año anterior. Los coches comercializados durante el pasado mes contaron con una batalla media de 2.621,7 milímetros, un 0,1% más que en julio de 2006.

Por su parte, la eficiencia energética de los motores disminuyó ligeramente (-0,5%), hasta situarse en 17 kilómetros recorridos con un litro de combustible, mientras que la potencia media del coche matriculado en julio creció un 2,4% (119,9 CV).

Este incremento de la potencia media provocó que las emisiones medias de dióxido de carbono por coche matriculado en julio se situaran en 157,7 gramos por kilómetro recorrido (+0,2%). La media mensual de emisiones de CO2 se sitúa en 158,06 gramos hasta julio, lo que supone un 0,5% más y aleja a España de las directrices establecidas en el Protocolo de Kyoto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies