El sector lácteo pide a las autoridades riojanas "que se refuerce la presencia de lácteos en los colegios"

Leche, lácteos
PIXABAY/CONDESIGN
Publicado 01/10/2017 18:30:29CET

   LOGROÑO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Los lácteos son alimentos muy completos y valiosos desde el punto de vista nutricional y su consumo es esencial en todas las etapas de la vida, pero en la infancia y adolescencia cobran especial relevancia.

   Su gran riqueza y variedad de nutrientes, entre ellos el calcio y las vitaminas, son esenciales para cubrir las elevadas necesidades del niño para su óptimo desarrollo. Sin embargo, su consumo continúa descendiendo de manera preocupante en La Rioja (un 16,6 por ciento en el último año).

   Por ello, con motivo del Día Mundial de los Lácteos en la Escuela, Inlac, la interprofesional láctea que engloba a todo el sector, ha pedido a las autoridades riojanas que se refuerce la presencia de lácteos en los comedores escolares para que los más pequeños puedan alcanzar la ingesta diaria recomendada. Un Comité Científico multidisciplinar ha recordado que es importante afianzar el consumo de lácteos en edad escolar.

MAYOR PRESENCIA DE LÁCTEOS EN LAS ESCUELAS

   La infancia es un momento clave para promover y educar en salud, y la escuela puede servir de plataforma para fomentar y desarrollar hábitos de vida y patrones de alimentación saludables. Así lo reconoce la Organización Mundial de la Salud que apunta que "como los niños y los adolescentes pasan una parte importante de su vida en la escuela, el entorno escolar es ideal para obtener conocimientos sobre opciones dietéticas saludables y la actividad física".

   Los lácteos tienen presencia en la alimentación escolar; sin embargo, su frecuencia es irregular y en algunos lugares escasa o inexistente. Por ello, la Interprofesional Láctea ha solicitado a las autoridades que incrementen la presencia de lácteos en las escuelas, contribuyendo a facilitar la ingesta mínima recomendada de, al menos, 3 lácteos al día.

   Para José Armando Tellado, presidente de Inlac, "aumentar la presencia de lácteos en los colegios ayudará a alcanzar la ingesta diaria recomendada. Además, enseñará a los niños buenos hábitos alimentarios, lo que contribuirá a mejorar su dieta y calidad de vida. Así se lo hemos comunicado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja para que pueda trasladar nuestra posición y nuestra preocupación a los departamentos pertinentes de su Gobierno".

   El Comité Científico de Inlac recuerda que "es importante no descuidar la ingesta de lácteos para cubrir, entre otros nutrientes, las recomendaciones de calcio en todas las edades, pero especialmente cuando se trata de niños y adolescentes. El calcio es un nutriente indispensable en nuestra alimentación y no tomarlo en cantidades adecuadas puede tener consecuencias para nuestra salud: si la ingesta no es suficiente, nuestro cuerpo lo obtendrá de nuestros propios huesos" y añade que: "es en la infancia y en la adolescencia cuando se obtiene el pico de masa ósea y depende de ello que aparezcan problemas de huesos y fracturas en el futuro".

   En esta nueva edición y bajo el lema 'Compartiendo lo auténtico', la Interprofesional Láctea ha conjugado Escuela y Abuelos para recordar a los más pequeños la importancia de mantener una alimentación saludable y variada, donde los lácteos juegan un papel esencial; así como un estilo de vida activo, donde prevalezcan los juegos en la calle y se fomente la socialización, más alejados de las pantallas y del sedentarismo.

DESCENSO EN EL CONSUMO DE LÁCTEOS EN LA RIOJA

   El 99% de los niños españoles aseguran que les gustan la leche y los lácteos y sus madres tienen claro el valor de estos productos, pero según una encuesta elaborada por Inlac en 20153, el 41% madres consideran adecuado tomar solamente 1 o 2 raciones al día cuando los expertos aconsejan consumir, al menos, 3 lácteos al día.

    En 2016, los riojanos consumieron 71,3 litros de leche per cápita, un 16,6% menos que durante el año anterior. Esta fuerte caída se suma a las registradas en los años previos. De hecho, atendiendo a las cifras de 2016 en comparación con las de 2013, se concluye que el consumo ha caído en más de 20 litros por persona al año.

   En cuanto al consumo de lácteos en las diferentes comunidades autónomas se registran grandes diferencias. Los castellanoleoneses (con más de 96 litros por persona y año), los asturianos (con más de 90) y los gallegos (con 86 litros per cápita) son los que más consumen.

   Les siguen los navarros, los extremeños y aragoneses. Las comunidades que se sitúan por debajo de la media son La Rioja, País Vasco, Cantabria, Madrid, Canarias, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Cataluña y Baleares.