Semana Santa: Así de originales son algunas celebraciones en España

 

Semana Santa: Así de originales son algunas celebraciones en España

Semana Santa
EUROPA PRESS
Publicado 13/04/2017 12:25:41CET

   MADRID, 13 Abr. (EPTURISMO) -

   Capirotes, túnicas, capas, cirios y tambores. Son los símbolos más icónicos de una de las tradiciones más arraigadas en España, la celebración de la Semana Santa, entre ellas, los 'Picaos' de San Vicente de la Sonrierra, en La Rioja.

   Pero entre la cera que queda en las calles, los mantos que lo cubren todo y el sonido de algunas cadenas en las procesiones del silencio, asoman algunas tradiciones cristianas y paganas que rompen con la norma situando en el mapa a los lugares en los que se practican y añadiendo a sus fiestas valor turístico y cultural que sirven como atractivo para los más curiosos.

   Es el caso de la Semana Santa de Orihuela, en Alicante, la de la capital de la provincia de Cuenca, la de San Vicente de la Sonsierra, en La Rioja, la de León o la de Verges, en Girona.

ORIHUELA, LA CIUDAD QUE PASEA A LA DIABLA

   La Semana Santa de Orihuela es una de las manifestaciones religioso-culturales más relevantes de España. Fue declarada de Interés Turístico Internacional en 2010, y cuenta con una serie peculiaridades que la hacen única en el mundo.

   Entre ellas destaca la del Sábado Santo, noche en la que se recrea el enterrio de Cristo. Con una tradición que se remonta a principios del siglo XVII, la ciudad procesiona junto a la figura del Caballero Cubierto, un cargo honorífico otorgado por la ciudad que permite a quien lo ostenta cada año procesionar vestido con frac y chistera y portar un pendón negro con el lema de la ciudad.

   Pero esta no es la única singularidad de la procesión de Orihuela. Además de la indumentaria poco habitual, sale también a procesión la imagen de 'La Diabla', un paso que oficialmente recibe el nombre de 'El Triunfo de la Cruz' y que consiste en una cruz situada sobre un globo terráqueo flanqueado por un esqueleto a un lado y un diablo con pechos al otro.

   'La diablesa' es la única representación del diablo que sale a procesión en toda España y hay que destacar, que a diferencia de los demás pasos, este se guarda en un museo durante el resto del año ya que tiene prohibida la entrada a las iglesias.

CUENCA INCREPA A LOS NAZARENOS

   La mayor singularidad de la Semana Santa de Cuenca tiene lugar el Viernes Santo, durante la procesión del Camino del Calvario, una tradición que cumple este 2017 su cuarto centenario y que se conoce popularmente como 'Las Turbas'.

   A las 5:30 de la madrugada parte el paso de la iglesia de El Salvador, acompañado por centenares de nazarenos de cualquier hermandad que, vestidos con túnicas, hacen sonar tambores y clarines destemplados generalmente fabricados por ellos mismos, para recrear con sus sonidos la burla de la que fue víctima Jesús en su camino hacia la cruz.

EN VERGES LAS CALAVERAS BAILAN

   El Jueves Santo es el día que distingue a la Semana Santa de Verges, en Girona, de todas las demás. Aquí en una procesión única que arranca a las 5 de la tarde desfilan los 'Manages', romanos, que representan teatralmente los tres años de vida pública de Jesús. Finalmente arranca una gran procesión que representa el recorrido hacia el Calvario.

   Es aquí cuando entra en acción una de las joyas culturales de la localidad catalana, la 'Dança de la Mort'. Se trata de un cuadro con mucha simbología de carácter ancestral que integra a diez personajes característicos dentro de la procesión que bailan colocados en cruz al son de un tambor.

   El cuerpo principal de estos bailarines vestidos de esqueleto está formado por la Dalla, que encabeza el grupo portando una dalla con la inscripción en latín 'Nemini Parco, que se traduce como 'no perdono a nadie'. Le sigue el portador de una bandera negra con la inscripción 'lo temps és breu', que significa que el tiempo es breve.

   Les acompañan también 'els Platets', dos esqueletos niños que llevan un plato con ceniza y el reloj, otro esqueleto de niño ataviado con un antiguo reloj sin manillas.

LOS PICAOS DE SAN VICENTE DE LA SONSIERRA

   En esta pequeña localidad de La Rioja Alta destaca la figura de 'El picao', un penitente conocido también como 'disciplinante' que, durante el trayecto de las procesiones, se autoflagela la espalda como acto de fe golpeándosela entre 800 y 1.000 con un madeja.

   Además, durante el trayecto, la figura conocida como 'el practicante' pica la espalda al desnudo del disciplinante con un utensilio conocido como "esponja" a través del que el disciplinante recibe 12 pinchazos durante su penitencia, un acto que da lugar al nombre que ha hecho más popular a esta tradición, 'los picaos'.

EL ENTIERRO DE GENARÍN EN LEÓN, UNA SEMANA SANTA PAGANA

   Cada Jueves Santo la ciudad de León rinde homenaje a Genaro Blanco Blanco, un pellejero al que califican de "borrachín frecuentador de burdeles y tabernas" que fue atropellado por el camión de la basura la noche del 29 de marzo de 1929 mientras orinaba al lado de la muralla.

   Tal era la popularidad de este personaje que, parodiando las procesiones de Semana Santa, un grupo de jóvenes iniciaron una parodia para rendirle culto, algo que pasó a conocerse como 'El entierro de Generaín'.

   La celebración, que fue adquiriendo cada año más notoriedad y convocando cada vez a más gente se celebró hasta su prohibición en 1957 para retomarse después en la década de los '70.

   Esta procesión, organizada por la Cofradía de San Genarín, reúne ofrendas, cabezudos y marionetas de la muerte que recorren las calles de la ciudad en un ambiente totalmente distinto al de las demás procesiones de este día.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies