Servicios Sociales hará campaña al percibir "desconocimiento" en familias de incapacitados sobre tramitaciones

Actualizado 25/01/2006 18:00:42 CET

LOGROÑO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Servicios Sociales ha iniciado una campaña de información sobre las personas incapacitadas tras percibir un "desconocimiento" de las familias sobre los trámites a seguir para lograr el reconocimiento de la incapacidad y contar con el "apoyo y asesoramiento" de la Fundación Tutelar, según explicó hoy la consejera del ramo, Sagrario Loza. La campaña también se destina a sensibilizar a la sociedad.

Loza, también presidenta de la Fundación, presentó hoy la campaña acompañada por la gerente de la misma, Victoria Díaza. Ésta explicó que cuando una familia tiene una persona que no puede valerse por si misma, bien por enfermedad física como síquica, debe acudir a un juez que es quien decreta la incapacidad para que, después, tanto la familia como este persona puedan ser socorridas por la Fundación.

La campaña de información que ha iniciado el Gobierno, por la que se distribuirán 1.800 folletos que se completarán con carteles, se destina, en primer lugar, a las familias, "para que se sientan apoyadas por el Gobierno".

A esto se une un intento de "mitigar el desconocimiento de la sociedad, que implica rechazo". Se busca, por tanto, que la población "tome conciencia" a la vez que se "evita la discriminación" y se da a conocer la figura jurídica.

Respecto al desconocimiento de las familias, Loza indicó que "apoyar y asesorar" a éstas es uno de los objetivos de la Fundación. A esto, la gerente unió el hecho de que "la incapacidad no es algo que diagnostica un médico, sino una cuestión que determina un juez, después de que la familia inicie el trámite". A veces, la "línea" entre una enfermedad y una incapacidad es "pequeña", explicó.

Además de asesorar a las familias, la Fundación se encarga de las personas incapacitadas en los casos en los que éstas se encuentran en situación de desamparo, tanto porque no cuentan con familiares como porque éstos no les atienden. En la actualidad, la Fundación atiende a 208 personas , de las que 78 son menores. Estos últimos, todos, están en centros.

De los adultos, 101 están en centros. De estos, 54 se encuentran en uno de la tercera edad, 22 en un centro siquiátrico, diez de discapacitados, doce en pisos tutelados y tres en el centro penitenciario. Durante 2005, la fundación atendió a 241 personas (la diferencia se debe a las bajas).