SOS RIOJA ofrece consejos de autoprotección para periodos de fuertes vientos

Frío, viento
EUROPA PRESS
Publicado 10/12/2017 10:55:28CET

   LOGROÑO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Rioja se encuentra este domingo en situación de riesgo amarillo por fuertes vientos que irán aumentando a naranja a media tarde y finalmente a rojo en la noche, sobre todo en la Ibérica Riojana, por lo que desde SOS RIOJA 112 han querido ofrecer una serie de consejos para evitar posibles incidentes durante los periodos más fuertes.

   Así, explican, en el hogar es preciso mantener las puertas y ventanas bien cerradas. Retirar de los balcones y azoteas todos los objetos que puedan desprenderse y caer a la calle provocando un accidente, comprobar la sujeción de antenas, toldos, etc.

   Además, se debe contar con un sistema de iluminación alternativo ante los posibles cortes de energía eléctrica y disponer de una radio de pilas para mantenerse informado de la situación.

   En la calle, si el viento es importante, recomiendan refugiarse en un portal o establecimiento público. Alejarse de cornisas, muros o árboles, así como de las edificaciones en construcción o mal estado.

   Evitar subir a tejados, andamios o puntos altos.

   Además, recomiendan retirarse de los paneles publicitarios. Andar por la calzada, siempre que la circulación rodada lo permita y no protegerse del viento en zonas próximas a muros o tapias.

   En el campo: No camine por zonas arboladas. Evite los puntos altos y camine siempre por zonas bajas. Aléjese de las costas, orillas de los ríos, precipicios y demás lugares donde pueda ser golpeado o arrastrado por la acción de las olas. Retírese de las vías de ferrocarril, de cables aéreos, alambradas, etc.

   En caso de advertir la presencia de cables de tendido eléctrico caídos, no tocarlos.

   En el coche es conveniente no viajar en automóvil si no es en caso de extrema urgencia. Son frecuentes los cortes de carretera por caída de árboles, cables de tendido eléctrico o la formación de nubes de arena o polvo que impiden la visibilidad.

   Circular despacio y extremar la precaución ante la posible presencia de obstáculos en la vía o golpes de viento que le hagan perder el control de su vehículo, especialmente en los adelantamientos.

   Conducir con el máximo de precaución, disminuyendo la velocidad, y con las luces de cruce u ordinarias encendidas si la visibilidad es escasa.