Las tapas, ejemplo de nutrición "variada, equilibrada y moderada" y lejos del mito del exceso de calorías

Pincho De Champiñón
ANTONIO LIÈBANA
Actualizado 14/12/2011 14:35:05 CET

LOGROÑO, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Una guía, editada por la Fundación Española de la Nutrición y el Centro de Información Cerveza y Salud, ensalza las tapas típicas españolas como ejemplo de nutrición "variada, equilibrada y moderada" y, también, lejos del mito de que contienen un exceso de calorías.

La guía 'El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza' recoge una selección de 25 tapas tradicionales de España, entre las que se encuentran dos como típicas riojanas: los champiñones y los pimientos rellenos de bacalao.

Para su consumo, la guía propone completar los valores nutricionales de estos alimentos con los de la cerveza, y nunca hacerlo con bebidas de alta graduación y con 'calorías vacías'.

Aunque la guía destaca la cerveza, entre las recomendadas por la Fundación Española de la Nutrición se encuentran todas las bebidas fermentadas de baja graduación: vino, cerveza y sidra.

Así, el director general de la Fundación de Nutrición, Jose Manuel Ávila, en la presentación de la guía hoy en Logroño, junto a Silvia Castels, del Centro Cerveza y Salud, consideró que si las tapas se maridan con vino "perfecto" porque va a gustos.

Centrados en el estudio, que sólo habla de la cerveza, Ávila consideró que esta bebida es "la reina del tapeo". Con respecto a las tapas, abogó por "acabar con el mito" de que engordan porque, dijo, no es así. Las calorías que puede tener una tapa van de las 36 de una banderilla a las cuatrocientas del chorizo a la sidra o la morcilla.

De media, los pinchos tendrían entre 150 y 200 calorías, a lo que sumó 66 de una caña de doscientos mililitros (16 en el caso de la sin alcohol), lo que supone, consideró, el diez por ciento de las calorías que se deben ingerir en todo un día.

Añadió a esto que "con las tapas se cumplen todos los pilares nutricionales: una dieta variada en la elaboración y en las materias primas"; y el que dan al comer "placer", algo sin lo que cualquier dieta, dijo, "no tiene éxito".

Ávila resaltó la necesidad de acompañar estos platos de bebidas que aporten valores nutricionales. Esta es, precisamente, indicó, una de las características del tapeo español, dado que, a diferencia de otros países, se escogen bebidas de baja producción alcohólica, lo que le dotan de una característica "saludable".

"No hay mejor forma de evitar el alcoholismo que fomentar el consumo moderado", dijo. Esto se traduce en "dos o tres cañas al día, en el caso de los hombres, y entre una y dos de las mujeres".

Si a esto se une el acto social que conlleva, el tapeo se transforma en una acción "que mejora el estado de salud". Y es que no es casual que la palabra saludo "venga de salud".

Con respecto a los valores nutricionales de la cerveza, Castels señaló que, para empezar, contiene agua y a esto se les añaden vitaminas del grupo b, polifenoles, ácido fólico, calcio y magnesio.

En cuanto las tapas, tomando como referencia el consumir una banderilla, un champiñón, un pimiento relleno y una menestra señaló: fibra, vitamina A, selenio, fósforo y proteínas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies