La temporada de alto riesgo de incendios comienza este lunes en La Rioja con un dispositivo de más de 300 profesionales

Equipo antiincendios de La Rioja
GOBIERNO DE LA RIOJA
Actualizado 15/07/2013 16:03:23 CET

LOGROÑO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de La Rioja ha dispuesto un amplio dispositivo de medios humanos y materiales para hacer frente a una nueva temporada de alto riesgo de incendios que comienza hoy y se prolongará hasta el 15 de octubre.

El Gobierno de La Rioja contará con más de 300 profesionales y un completo elenco de medios técnicos para detectar, prevenir y combatir los incendios forestales en territorio riojano. Además, existe una permanente coordinación con otras regiones limítrofes para sumar esfuerzos a la hora de combatir grandes incendios con el mayor número de medios posibles.

En este contexto, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente destinará este año 8,6 millones de euros para la lucha contra el fuego en la comunidad autónoma durante esta campaña. De esa cantidad, unos 6 millones de euros se invierten en labores de prevención; mientras que la extinción supone menos de un tercio del presupuesto, en concreto 2,6 millones de euros.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, ha resaltado que pese a que 2013, especialmente en primavera, está siendo un año muy lluvioso "es necesario extremar la precaución y no olvidar que por la gran cantidad de vegetación que se ha desarrollado los montes y bosques presentan un riesgo importante de cara al verano".

La razón es que, como la vegetación ha crecido en exceso, con el calor de los meses de verano si se alcanzan altas temperaturas y se acompañan de vientos secos puede convertirse en abundante combustible de propagación rápida de incendios.

Este año, dentro de los medios técnicos la principal novedad es que en esta campaña ya se encuentra operativa la nueva torre de vigilancia de la Fonfría, en Manzanares de Rioja, en cuya construcción se han invertido algo más de 57.000 euros y que permitirá aumentar la calidad de las labores de vigilancia en la zona, ya que por su altura ofrece una gran superficie de visión.

Por lo demás, desde el 1 de julio ya está operativa la Cuadrilla de Acción Rápida (CARIF) constituida por 21 operarios especializados y formados en la lucha contra los incendios forestales y que estará en funcionamiento hasta el próximo 31 de octubre.

El Gobierno regional tiene contratado durante todo el año un helicóptero Bell-412, equipado con helibalde de 1.500 litros y grúa, que además de la labor prioritaria de desplazar a la CARIF y prestar apoyo en la extinción de incendios puede realizar a lo largo del año otras importantes tareas en materia de vigilancia y prevención y que está operativo en la base aérea contra incendios forestales del Gobierno de La Rioja, ubicada en terrenos del aeropuerto de Logroño-Agoncillo.

Los medios aéreos de extinción se refuerzan también con dos aviones de carga en tierra AT-802, con capacidad para 3.100 litros de agua y retardantes, contratados por el Ministerio de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Los aviones se completan con 2 pilotos, 2 técnicos, 2 encargados de emisoras y un mecánico.

Junto a esto, en la temporada de alto riesgo se incrementa el servicio de retén de maquinaria pesada, así como el número de trabajadores, y se pone en marcha el servicio de vigilancia de las torretas.

PROHIBICIONES EN 'ZONAS DE PELIGRO'.

El conjunto de normas para la prevención y lucha contra los incendios forestales en La Rioja durante la temporada 2013-2014 se recogen en la Orden 7/2013, de 28 de mayo, de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente. Esta Orden regula el uso del fuego como herramienta para eliminar residuos agrícolas y forestales, así como en todas aquellas actividades que puedan suponer un riesgo de incendio en las épocas de mayor peligro.

De cara a este año, la norma mantiene las prohibiciones que se pusieron en marcha la pasada campaña para las zonas consideradas zonas de peligro (terrenos forestales y su entorno. Así, los únicos asadores que se podrán utilizar en terrenos forestales durante la época de alto riesgo son edificaciones dotadas de techo con matachispas cerradas al menos en el 75% del perímetro de la planta del edificio (3 paredes en edificios de cuatro paredes) y con suelo de pavimento artificial.

En todos los demás supuestos se prohíbe el uso del fuego y de artefactos de cualquier tipo que puedan producir incendios, incluso en zonas recreativas y de acampada, así como el uso de asadores, barbacoas y hornillos.

También se prohíbe el lanzamiento, desde los cascos urbanos, de fuegos artificiales, cohetes, globos o artefactos de cualquier clase que contengan fuego que puedan alcanzar terrenos con riesgo de incendio forestal.

Como excepción se podrán autorizar espectáculos o festejos tradicionales con elementos pirotécnicos al aire libre en municipios no considerados de riesgo de incendios forestales o en los que sí lo sean cuando la actividad se celebre a más de 400 metros de un terreno forestal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies