UGT indica que mientras el paro baja un 2,1 por ciento en España, en La Rioja lo hace al 1,51 por ciento

Actualizado 03/07/2012 16:17:36 CET

LOGROÑO, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El verano ha comenzado con 25.852 parados en La Rioja. Así, la cifra de desempleados ha descendido en 397 personas en el mes de junio. Aunque se trata del segundo mes de descenso consecutivo, "no puede afirmarse que sea una tendencia ya que tanto mayo como junio son meses tradicionalmente de bajada". Además, el descenso en la media nacional ha sido de un 2,1 por ciento, siendo en La Rioja solo de un 1,51 por ciento, por lo que "seguimos peor que en otras comunidades autónomas", ha afirmado el sindicato en un comunicado.

Por sectores, servicios es el mejor situado, puesto que el descenso de parados ha sido de 337 personas con respecto a mayo. Le sigue construcción con 97 e industria con 83. Agricultura es el único sector en el que ha aumentado el desempleo, con 211 parados más que el mes pasado, habiendo podido influir la finalización de la preparación de las viñas.

En cuanto a las contrataciones, han aumentado en un 13,7 por ciento pero los indefinidos han disminuido en un 5,75 por ciento, lo que indica que nos encontramos ante contratos temporales únicamente para el verano. Por otro lado, llama la atención que en agricultura se han producido 1.003 contratos más que en junio del 2011. Esto puede deberse a una campaña de inspección de trabajo que se ha llevado a cabo durante el último mes en el sector. Por tanto, desde UGT exigimos que hay que dar de alta a los trabajadores del campo y regularizar su situación.

Durante el último mes, el paro ha descendido más en mujeres (298) que en hombres (99), debido al aumento de trabajadores en servicios. En cuanto a las empleadas del hogar, solo 174 han pasado al régimen general. Así, todavía hay 743 trabajadoras en situación irregular.

La reforma laboral, aprobada el pasado 28 de junio, tal y como muestran las cifras, "ha supuesto más paro y más empleo temporal, es decir, más precariedad y trabajo sin calidad. Además, se ha endurecido aún más tras el trámite parlamentario, lo que ha supuesto que la ultraactividad de los convenios pase de dos años a uno. Esto significa que los trabajadores volverán al estatuto básico, lo que conlleva la pérdida de derechos que tantos años ha costado conseguir. Y, por otro lado, la disponibilidad de la jornada por parte del empresario ha pasado de un 5 a un 10 por ciento", ha señalado el sindicato.

Así, podemos ver que la situación "no remonta". Por ello, en UGT seguimos apostando por el Plan de Empleo y le pedimos al Gobierno de La Rioja que "fomente más políticas activas de creación de trabajo, y que modifique una reforma que solo ha empeorado la situación".