Las unidades móviles de Emergencia aplicarán una técnica para el tratamiento del infarto de miocardio

Actualizado 25/01/2006 15:20:02 CET

LOGROÑO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Unos 30 profesionales sanitarios participarán mañana, en el salón de actos del Hospital San Millán, en la Jornada "Presentación del Plan de Reperfusión del Infarto de Miocardio en el ámbito extrahospitalario". Este encuentro formativo comenzará a las 11.00 horas y será inaugurado por Javier Ochoa, director adjunto del Area II-Rioja Media.

Además, en la jornada van a intervenir el director de procesos de Urgencias y Emergencias del Servicio Riojano de Salud, Pedro Marco; el jefe de Sección de la Unidad de Medicina Intensiva, José Luis Monzón y un facultativo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias de Andalucía, Fernando Rosell.

El objetivo es informar a los profesionales implicados de que las Unidades Móviles de Emergencia (061) del Servicio Riojano de Salud van a incorporar próximamente el tratamiento con fibrinolíticos para los infartos agudos de miocardio. Por lo tanto, desde las propias unidades móviles del 061 los profesionales sanitarios podrán atender esta patología con mayor celeridad, en todas las intervenciones en las que esté indicado.

Los agentes fibrinolíticos son fármacos que se utilizan para el tratamiento del infarto de miocardio. Con el uso de estos medicamentos se persigue la disolución del coágulo que obstruye las arterias coronarias, con el objeto de restaurar el flujo sanguíneo y evitar la progresión del infarto. Así se consigue una reducción significativa de la mortalidad por esta causa y una mejora de la función cardiaca de los pacientes que sobreviven al mismo.

La mayor parte de las lesiones de corazón suceden en los primeros 30 a 90 minutos tras la obstrucción de la arteria coronaria. Los agentes fibrinolíticos son más eficaces cuanto más precoz es su administración. Se estima que administrados en la primera hora salvan 65 vidas por cada 1.000 tratamientos, cifra que se reduce casi a la mitad (37 vidas salvadas por cada 1.000 tratamientos) si se administran en el intervalo de la hora siguiente.

Este tratamiento se aplica con éxito en la Unidad de Medicina Intensiva del Hospital San Millán. La novedad estriba en que, para desobstruir la arteria coronaria cuanto antes, este tratamiento será suministrado en las Unidades Móviles de Emergencias del 061, en los casos en que esté indicado.

La ganancia de tiempo estimada (desde que el paciente siente los síntiomas hasta que es tratado con fibrinolíticos) con la aplicación extrahospitalaria es, por término medio, de aproximadamente una hora.