Urquía afirma que "el cambio de nombres de las calles se pospone porque no es el mejor momento económico"

Vicente Urquía y Carlos Navajas en rueda de prensa
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Actualizado 07/02/2011 15:15:37 CET

LOGROÑO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del equipo de Gobierno, Vicente Urquía ha asegurado que la Ley de la Memoria Histórica se aprobará en todos los puntos, pero el cambio de nombres de calles se pospone porque ahora no es momento idóneo para hacerlo".

Urquía ha ofrecido una rueda de prensa junto al concejal de Cultura, Carlos Navajas para dar cuenta de los acuerdos sobre la ley de la memoria histórica que se llevarán al pleno extraordinario. En su comparecencia ha resaltado la "queremos el consenso de todos los grupos políticos, por eso, el cambio de las calles lo pospondremos porque además, no es el momento por la situación económica".

En el resto de asuntos, ha insistido Urquía, "hay consenso total, pero en este asunto, el Partido Popular se abstuvo". El concejal de Cultura ha insistido en que "aún no se sabe exactamente qué calles se cambiarán, cuando llegue el momento para hacerlo, se decidirá".

A pesar de ello, ha resaltado Navajas, "la comisión decidió que algunas de las calles que deben modificarse son Calvo Sotelo, Jorge Vigón, General Primo de Rivera o Víctor Pradera". Aunque, hay dos bloques de calles, uno que lo conforman aquéllas calles que deben cambiar su nombre, como las anteriores; y otro que lo mantienen aunque se anula la justificación ideológica que se dio en su momento para ponerlos.

El problema, ha resaltado Urquía, que "muchas calles son muy comerciales y sería un inconveniente que tuvieran que cambiar tarjetas, las bolsas, es decir toda la papelería, creo que no es el momento más oportuno y este tema no es prioridad del Gobierno".

El resto de acuerdos que se van a llevar al pleno extraordinario son, como ha detallado Navajas, "el revocar los acuerdos de concesión de medallas de oro a la ciudad, y los nombramientos como hijos adoptivos a varios personajes relacionados con el franquismo; así como retirar la simbología antidemocrática". Además de "restaurar el mural que realizaron en 1937 los presos políticos del campo de concentración de la Plaza de Toros, emplazarlo en el Museo de la ciudad y realizar una réplica del mismo para la Plaza Martínez Flamarique; y por otro lado, instar a otras Administraciones y Organismos Públicos y Privados a la aplicación de la ley".

Por otro lado, hay dos actuaciones, no previstas en la Ley de la Memoria Histórica que se llevarán al pleno extraordinario y son, según ha comentado el concejal de Cultura, "erigir un memorial dedicado a las víctimas logroñesas del Golpe de Estado de 1936, Guerra Civil y Dictadura de Franco, y dedicar el IV Curso de Verano Ciudad de Logroño de 2011 a la Memoria Histórica".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies