Vecinos de Plaza del Mercado y entorno recibirán 100 banderas de Logroño para San Bernabé

 

Vecinos de Plaza del Mercado y entorno recibirán 100 banderas de Logroño para San Bernabé

Imagen de la visita, con una de las banderas confeccionadas
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Publicado 20/05/2016 12:34:47CET

   LOGROÑO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   Un total 100 banderas de Logroño serán repartidas a domicilio entre vecinos de la Plaza del Mercado, incluido su tramo de Portales, y de San Bartolomé "para los balcones, potenciando el sentimiento y orgullo logroñés. La iniciativa, consensuada por todos los grupos políticos, se extenderá hasta el centenario del asedio en el 2021 por otros rincones del Casco Antiguo.

   El concejal de Voluntariado y Festejos, Miguel Sáinz, acompañado por representantes de los diferentes grupos que componen la Corporación municipal, han visitado este viernes el taller de Banderas de San Bernabé de Plus Ultra en el Mercado de San Blas, donde han sido recibidos por su presidenta, Elvira Mendoza.

   El edil ha estado acompañado por Beatriz Arráiz, por parte del PSOE; Julián San Martín, de Ciudadanos; Paz Manso de Zúñiga, de Cambia Logroño; y Rubén Antoñanzas, del Partido Riojano.

   Todos ellos han agradecido el trabajo que durante años vienen realizando las mujeres de Plus Ultra y otros Voluntarios de Logroño para la confección de buena parte de los estandartes y pendones renacentistas que engalanan las calles de la Ciudad en San Bernabé.

   "Con la intención de rememorar la unidad de los logroñeses en aquel episodio, y despertar el sentimiento y orgullo de ciudad", el concejal de Festejos ha anunciado que hasta la celebración en el año 2021 del centenario, se repartirán a domicilio 100 banderas para colgar en los balcones de las plazas y rincones mas señalados del Casco Antiguo durante San Bernabé".

   "Esta es la bandera que nos une y nos identifica -ha señalado Sáinz- la misma que emplearon nuestros antepasados para resistir al invasor y que identifica el carácter y estilo de vida de los logroñeses, acogedores, extrovertidos y, a la vez, pasionales y constantes en la defensa de nuestros valores".

   El concejal ha subrayado que, hasta la fecha, el Ayuntamiento y muchas voluntarias y voluntarios de la ciudad han invertido tiempo y dinero en engalanar sus calles para celebrar San Bernabé y conmemorar la victoria sobre los Franceses, pero "es hora de tener la bandera blanca con la Cruz de San Andrés, nuestra bandera, la de Logroño, en casa, en nuestro hogar, y ponerla en el balcón por San Bernabé".

   Sáinz ha querido poner en valor la presencia de representantes de los demás grupos de la Corporación y ha subrayado que, "como hace casi 500 años y en pleno Casco Histórico de la ciudad, en un lugar tan emblemático como el Mercado de San Blas, todos los grupos políticos confluyen alrededor de la misma bandera, la que nos une, como unidos también hicimos frente al invasor y marcamos un hito en nuestra historia".

EL TALLER.

   Este año, 100 banderas de Logroño lucirán en los balcones de las plazas del Mercado y San Bartolomé, que serán repartidas casa a casa la semana antes de San Bernabé.

   De las 100 banderas que este 2016 se repartirían entre vecinos, 15 han sido cosidas por las integrantes de la asociación Plus Ultra en su taller del Mercado de San Blas y 85 adquiridas por el Ayuntamiento para su reparto. El año que viene se distribuirán otras 100 más entre vecinos de espacios y calles por determinar del Casco Antiguo.

   Elvira Mendoza, de Plus Ultra, ha admitido sentirse "orgullosa" de trabajar en la bandera de su ciudad y ha agradecido "el esfuerzo de las quince mujeres que durante meses acuden todos los miércoles tanto por la mañana como por la tarde a coser banderas en el mercado de San Blas, animando a todos logroñeses a poner una bandera en su balcón por San Bernabé".

   El concejal ha destacado y agradecido que "durante los últimos años, gracias al trabajo de voluntarios de Plus Ultra y Voluntarios de Logroño desde la Sastrería Renacentista, se han hecho a mano decenas de banderas estandartes y pendones que lucirán un año mas engalanando calles del centro histórico, como Portales y Ruavieja".

   El Ayuntamiento ha provisto de espacios y máquina de coser a los voluntarios de Plus Ultra y de Logroño, y ha invertido en la compra de telas para su confección mientras que ellos, mujeres y voluntarios, han puesto desinteresadamente cariño, dedicación y muchas de sus horas de tiempo libre.

   Asimismo, cada año la decoración de otras muchas calles del centro histórico está incluida en la adjudicación por contrato del mercado renacentista (mercado a coste cero para el Ayuntamiento ya que el adjudicatario lo asume a cuenta de la gestión de los puestos).

   Los gastos en telas de los últimos años han experimentado un progresivo descenso: 2.374,26 euros en el año 2013; en el año 2014 fue de 980 euros, y 1.804,72 en 2015. Este 2016, la inversión municipal prevista para Banderas en domicilios es de 1.542,75 euros. Por otro lado, la decoración de los campamentos logroñés y francés está incluida entre las obligaciones de la empresa adjudicataria de los asedios.

LA BANDERA Y EL ESCUDO.

   No está clara la fecha en la que se adoptó la actual bandera de Logroño, ya que no hay constancia documental al respecto en el Archivo Municipal. Es una cruz de San Andrés: una cruz en forma de aspa (con dos ángulos agudos y dos ángulos obtusos) que representa el martirio de este apóstol. Según una tradición muy antigua, San Andrés fue crucificado en Patrás, capital de la provincia de Acaya, en Grecia. Lo amarraron a una cruz en forma de X durante tres días.

   Tradicionalmente se apuntan dos posibilidades sobre el origen e inicio de uso de la bandera: en primer lugar, la toma de Baeza aconteció el 30 de noviembre de 1227 (día de San Andrés) por Fernando III el Santo, con la importante participación del Señor de Vizcaya, Lope II Díaz de Haro, (apodado el Conquistador de Baeza), y de 36 riojanos. Según esta versión, el monarca castellano habría concedido el uso de la bandera con la cruz de San Andrés, en el siglo XIII.

   La segunda versión apunta que la cruz de San Andrés es el distintivo tradicionalmente usado por la Casa de Borgoña, y fue traída a España por Juana I y Felipe el Hermoso, miembro éste de la Casa de Borgoña. Eseguida se extendió su uso, convirtiéndose en símbolo de los Tercios de la Corona, de la Armada. Cuando se adoptó en Logroño es una incógnita, pero no antes del siglo XVI.

   El escudo de Logroño se definió hace casi 500 años, en 1523. Sin embargo, su emblemática tiene su origen en el siglo XIII, en el puente defendido con tres torres que sólo figuraba en los sellos concejiles.

   Se completó la simbología logroñesa con un añadido en forma de bordura: la bandera del vencido Francisco I, rey de Francia, como concesión que hace el Emperador Carlos I a la ciudad por su heroica resistencia durante la invasión de 1521.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies