Vino, crujiente de careta y cúrcuma en la visita de Rajoy por La Laurel

 

Vino, crujiente de careta y cúrcuma en la visita de Rajoy por La Laurel

Publicado 10/05/2016 14:39:43CET

   LOGROÑO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno central en funciones, Mariano Rajoy, ha aprovechado su visita a Logroño para volver a la Calle Laurel y disfrutar, de forma distendida, de un lugar emblemático, donde ha tomado crujiente de careta y ha conocido la cúrcuma.

   Rajoy había acudido a la capital riojana para saludar al sector agrícola riojano después de que éstos mantuvieran un encuentro con la ministra de Agricultura en Riojaforum.

   Como ya hiciera en la última campaña electoral, la de los comicios del 20 de diciembre, que ahora se repetirán el 26 de junio, Rajoy ha recorrido la 'Senda de los Elefantes' disfrutando de la compañía de los dirigentes de La Rioja como de una pandilla de amigos.

   Le han acompañado el presidente del Partido Popular, Pedro Sanz, con el que compartía sitio en el coche; el presidente del Gobierno de La Rioja, Jose Ignacio Ceniceros; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, el coordinador general del PP, Jose Luis Pérez Pastor; el secretario general, Carlos Cuevas; y los diputados y senadores del PP de La Rioja.

   En La Laurel poco público ha 'molestado' a la comitiva de amigos. Rajoy ha recibido saludos, y algún 'Viva' aislado, pero la calle estaba poco concurrida. Sí ha habido tiempo, no obstante, para las fotos (también con niños). Rajoy ha estado todo el tiempo sonriente y, en un momento determinado, ha mirado a su alrededor y ha preguntado: "¿Cuántos bares habrá?".

   Sanz le ha contestado que "unos cuarenta" (la página web de La Laurel habla de sesenta). Justo después, y en un momento en el que ya le habían servido tres vinos (cuatro contando el de Riojaforum con los agricultores), se ha acercado a saludarle la consejera de Salud, María Martín, y Rajoy se ha preocupado, ante ella, por el efecto que tanto vino podría tener en la salud.

   Martín le ha asegurado que, siendo de Rioja, ninguno, a lo que Rajoy ha respondido: "¿También el no moderado?". Aunque por su vista han pasado varios pinchos, entre ellos tortilla de patatas o pimiento relleno, a Rajoy solo se le ha visto comiendo uno: Crujiente de Careta (de cerdo) nada más llegar.

   Antes de irse ha pasado por Frutas Pedro, donde la dueña ha bromeado con Sanz: "Qué delgado estás, comes mucha fruta". Ya se estaba marchando la comitiva cuando Rajoy ha frenado en seco, ha cogido con sus manos una especia y ha preguntado: "¿Qué es esto?". "Cosas modernas, cúrcuma", le ha respondido la dueña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies