Vino de garaje para clausurar el Año Santo Jacobeo

Copas de vino
EP
Actualizado 28/12/2010 14:38:11 CET

LOGROÑO, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Logroño y la Asociación Cultura Ultreia han organizado varias actividades para clausurar el año 2010, año Santo Jacobeo. Entre ellas, un vino de 'garaje' y el apagado del faro de la Iglesia de Santiago el Real.

El concejal de Promoción de Logroño, Ángel Varea y dos miembros de la Asociación Ultreia, han ofrecido esta mañana en rueda de prensa los detalles de las actividades que se llevarán a cabo los próximos 29 y 30 de diciembre en Logroño para clausurar el año Santo Jacobeo.

Mañana miércoles se celebrará en el Calao de San Gregorio la 37ª edición del certamen 'Vino de cochera'. Pero, en esta ocasión no se premiará al mejor caldo, sino al peor.

Se trata de una iniciativa que consiste en degustar vinos 'sin papel', "hechos en los pueblos con pocos medios, en definitiva, vinos de año que hacen muchas familias para el autoconsumo", en palabras del vicepresidente de la Asociación, Ramón Sánchez.

Los caldos se acompañarán de arenques, bacalao salado y careta de cerdo, y al final, los miembros de la Asociación Ultreia repartirán una cartulina para que los asistentes voten el peor vino.

La cita será a las 18,30 horas en el Calao de San Gregorio y la entrada, debido al limitado aforo será con invitación, que puede conseguirse en la oficina de Logroño Turismo.

Ángel Varea, por su parte, ha querido subrayar que "el vino de 'garaje' proviene de la contracultura del Rioja, y es una iniciativa muy atractiva de la Asociación".

El próximo jueves, 30 de diciembre sobre las 19,30 horas, ha dicho el presidente de la Asociación Ultreia, Francisco José Marín, "se celebrará la misa de peregrinos en la Iglesia de Santiago, y posteriormente apagaremos el faro".

A continuación, Marín ha explicado que "los actos finalizarán como empezaron, con vino, pero esta vez con un buen vino a las 20,30 horas en el Calao de San Gregorio".

La Asociación Ultreia se ha encargado de la Oficina de Atención al Peregrino y han destacado que "hemos enseñado el calao a los visitantes y les hemos contado la historia, todo ello, lo regábamos con vino de Rioja. Ha sido una iniciativa de la que todos salían encantados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies