Miguel Ángel Fernández-Ballesteros es elegido nuevo presidente de la Corte de Arbitraje de Madrid


Miguel Ángel Fernández-Ballesteros
CÁMARA DE COMERCIO/ EUROPA PRESS
Actualizado 12/04/2012 18:37:04 CET

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de Cámara de Comercio de Madrid ha designado a Miguel Ángel Fernández-Ballesteros como presidente de la Corte de Arbitraje de Madrid en sustitución de Miguel Temboury, como ha informado la entidad cameral a través de un comunicado.

Fernández-Ballesteros es árbitro de la Corte de Arbitraje además de catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Complutense de Madrid, vicepresidente primero del Club Español del Arbitraje y vicepresidente de la sección española de International Law Association.

Según sus propias palabras, durante sus cuatro años de mandato el nuevo presidente de la Corte pretende "presentarla como una institución de servicios plenos, continuando con la magnífica labor de modernización e internacionalización acometida por la Corte bajo el mandato de Miguel Temboury".

Buscará concentrar los esfuerzos en incrementar aún más el perfil internacional de la Corte, además de continuar la labor formativa mediante la organización, promoción y patrocinio de congresos, conferencias y cursos avanzados sobre arbitraje, dentro y fuera de España.

En 2011 la Corte de Arbitraje volvió a ser la institución arbitral líder en la administración de arbitrajes en España, incrementándose en número y cuantía, que ascendieron a 150 en total, con un valor económico en disputa agregado que superó los 1.300 millones de euros.

También el año pasado se apreció un notable incremento de procedimientos en el sector bancario, especialmente en materia de derivados financieros, que constituyeron el 22 por ciento de los casos administrados por la Corte, y de los arbitrajes en materia de disputas societarias, que fueron el 20 por ciento del total.

Por otro lado, el 77 por ciento de los arbitrajes en curso el año pasado fueron resueltos en menos de un año desde la fecha de inicio del procedimiento y un 20 por ciento de los casos fueron resueltos en menos de seis meses. Esto contrasta con la duración media de los pleitos ante los juzgados, que, en el caso de ser recurridos, pueden situarse en torno a los seis años.

Las controversias relativas al sector de la energía ocuparon el 12 por ciento los arbitrajes. Es destacable también la presencia del sector de tecnologías de la información y comunicación (TIC) en los arbitrajes administrados por la Corte, que representaron un 10 por ciento del total.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies