Los cambios en la Lotería de Navidad reducen "claramente" la probabilidad de que toque algo, según un matemático

LOTERIA , GENTE COMPRANDO LOTERIA
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 13:28:01 CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los cambios en la organización de la Lotería de Navidad, con el incremento de 15.000 números, reduce "claramente" la probabilidad de ganar algo en el sorteo, del 5,68 por ciento al 5,30 por ciento, a pesar de que el premio 'Gordo' aumente hasta los 400.000 euros, según afirma el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno.

Este experto indica que en el sorteo de Navidad hay casi un 85 por ciento de probabilidades de perder lo que se apuesta, un 10 por ciento más de no ganar nada y sólo hay un 5,3 por ciento de ganar realmente algo, lo que supone una disminución respecto del 5,68 por ciento que había en la lotería del año 2010.

Según Córdoba, la razón es la siguiente: la organización de apuestas del Estado ha incrementado de 300.000 a 400.000 euros el importe del premio 'Gordo', a fin de atraer a más compradores, pero al aumentar en 15.000 los números que se sortean, disminuye probabilidad de ganar algo en el sorteo.

Asimismo, el profesor de la Universidad CEU San Pablo destaca el hecho de que en las loterías de Navidad y Primitiva, se dedique un 10 por ciento al reintegro, mientras que en la lotería del 'Niño' y las loterías semanales, se destine casi un 30 por ciento. Esta es una de las razones por las que, según Córdoba, "el saber popular dice que en el 'Niño toca más".

En Navidad, el 60 por ciento de lo recaudado se va en premios (15.304 números de entre 100.000 resultarán premiados, mientras que 84.696 no recibirán nada, y sus jugadores perderán los 20 euros apostados); en el Niño, se triplica la cantidad destinada a los reintegros y, por tanto, un mayor número de jugadores al menos reciben la devolución de lo jugado (37.812 números de entre 100.000 resultarán premiados, mientras que 62.188 no recibirán nada). La lotería semanal es similar a la del Niño, resultando premiados 35.841 números de los 100.000 emitidos.

"En Navidad --advierte el experto-- lo que ocurre es que la gente juega más". En concreto, un millón de décimos de 20 euros por 180 series, esto es, 180 millones de décimos equivalentes a 3.600 millones de euros, mientras que en el Niño se juega un millón de décimos de 20 euros por 55 series, esto es, 55 millones de décimos equivalentes a 1.100 millones de euros.

A la pregunta de cuánto más se gana en el Niño que en Navidad, el profesor Córdoba asevera que en el Niño, la probabilidad de ganar algo es del 7,82 por ciento, mientras que en Navidad es del 5,30 por ciento, en las loterías semanales, del 5,84 por ciento, y en la Primitiva sólo se tiene una probabilidad del 1,86 por ciento.

Así, señala que el éxito de jugar la Primitiva éxito jugar se debe a "una simple cuestión de expectativas de beneficio". En el 'Gordo' de Navidad se tiene una expectativa de ganar 20.000 euros por cada euro jugado, mientras que en el Niño y en las loterías semanales, la expectativa es de 10.000 euros. Sin embargo, en el gordo de la Primitiva hay una expectativa de 160.575 euros por cada euro jugado, "por lo que la gente juega para conseguir una gran cantidad de dinero, aunque sea con una probabilidad muy baja".

"Se trata de una variante psicológica que tiene su repercusión en las arcas públicas y el Estado aprovecha esta situación psicológica para recaudar más", afirma el profesor, para añadir que el Estado detrae el 45 por ciento de lo recaudado en la lotería Primitiva, mientras que en las otras tres loterías sólo detrae un 30 por ciento.

La expectativa de beneficio es entonces diferente según las loterías. En este sentido, apunta que en las loterías de Navidad y del Niño, esta expectativa es de recibir en términos medios 14 euros por cada 20 euros jugados; en las loterías semanales, 4,2 euros por cada 6 euros jugados; en la Primitiva, se recibirían 0,55 euros por cada euro jugado.

Por último, este experto aclara que las diferentes loterías tienen una distribución de probabilidad que varía de unas a otras, pero en todas ellas hay de tener en cuenta que "no hay números 'feos'", pues "todos tienen la misma probabilidad de ser elegidos, y el hecho de que un número salga elegido en un sorteo no influye para nada en que pueda salir elegido en el sorteo siguiente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies