AENA ofrece en Fitur demostraciones de los equipos que usan los controladores aéreos en las torres de control

Torre De Control, Controladores Aéreos
EUROPA PRESS
Actualizado 30/01/2013 14:57:06 CET

Expone además maquetas de aviones históricos, entre ellos el autogiro de Juan de la Cierva

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Grupo AENA ofrece a los visitantes que acudan a Fitur demostraciones de los equipos utilizados por los controladores aéreos para el control del tráfico en las torres, para lo que ha instalado una posición de control de torre del sistema Sacta.

Así, esta instalación idéntica a la que se utiliza en operaciones reales, se ha complementado con una simulación visual del entorno de un aeropuerto.

En su stand, el gestor aeropuerto expone este año los avances en los objetivos de eficiencia, seguridad y calidad dentro del proyecto de 'cielo único europeo'.

Durante toda la Feria y especialmente en las jornadas para los profesionales, varios expertos de Aena en Sacta realizarán demostraciones y atenderán las visitas al expositor.

La compañía destacó que los 47 aeropuertos y los 2 helipuertos de la red de Aena Aeropuertos son "responsables", es decir, sostenibles y respetuosos en relación con su entorno.

En esta línea, el expositor resume los principios medioambientales y energéticos que rigen las actuaciones de AENA, como la reducción de los niveles acústicos, el uso eficiente de los recursos energéticos, protección de la biodiversidad, optimización del consumo de agua, vigilancia y control de la calidad del aire, sistemas de energías renovables, y medidas de reducción de CO2, entre otros.

FUNDACIÓN AENA.

La Fundación Aena también colabora en el stand de Fitur con cinco maquetas de aviones históricos. La muestra está formada por una reproducción del dirigible que patentó en 1906 el ingeniero y matemático Leonardo Torres Quevedo, que fabricado por la sociedad Astra en París, realizó su primer vuelo con éxito en 1911.

Otra pieza es el Bleriot X en su versión fabricada en Valencia. Este aeroplano protagonizó en 1910 los primeros vuelos que tuvieron lugar en distintas capitales españolas. Su diseñador, el francés Louis Bleriot, fue también pionero en cruzar el Canal de la Mancha a los mandos de su aparato.

El Autogiro la Cierva (1929), un híbrido entre el aeroplano y el helicóptero, que fue inventado por el ingeniero español Juan de la Cierva, también se muestra en una maqueta.

El broche lo pone el hidroavión Dornier, producido en 1934 en la factoría de CASA en Cádiz, y el último modelo del CN-235 de EADS-CASA (1984) para Salvamento Marítimo.

Precisamente, este consorcio aeronáutico cuenta actualmente en Andalucía con algunos de los centros de trabajo más importantes de su estructura fabril.