ARCOlisboa busca el "optimismo" y la "confianza" en su segunda edición con un panorama fiscal "atractivo"

ARCOlisboa 2017
ARCOLISBOA
Publicado 17/05/2017 16:43:27CET

Un total de 58 galerías internacionales, entre ellas 15 españolas, protagonizan una "feria boutique" en la que predomina la pintura

LISBOA, 17 May. (De la enviada especial de Europa Press, Mirian San Martín) -

La feria de arte ARCOlisboa, organizada por Ifema, afronta su segunda edición, que arranca este miércoles 18 de mayo y se mantiene hasta el domingo día 21 en la Fábrica Nacional da Cordoaria, en un clima de "optimismo" y de "confianza económica", con un panorama con condiciones fiscales favorables para los extranjeros y en un contexto de renacimiento económico del país.

Un total de 50 galerías de arte contemporáneo -cinco más que en la primera edición-- procedentes de 13 países participan en el programa general, de las cuales 23 son portuguesas (Cristina Guerra, Vera Cortês, Pedro Oliveira o Murias Centeno) y 15 son españolas, entre las que destacan Leandro Navarro, Juana de Aizpuru, Espacio Mínimo, Elba Benítez o Max Estrella.

Asimismo, entre las extrajeras también se encuentran Giorgo Persano (Italia), Nueveochenta (Colombia), Vermelho (Brasil) o Zak Branicka (Alemania). Los precios de las obras se alejan de los máximos que alcanza habitualmente la edición madrileña y, en cambio, se mueven entre los 3.000 y los 200.000 euros.

Una de las obras más caras de esta edición es 'El perro de Goya', de Saura, que la galería madrileña Leandro Navarro tiene a la venta a un precio de 180.000 euros. Otras de las piezas que expone son un autorretrato del mismo artista (82.000 euros) y una tela metálica de Rivera (63.000 euros).

El director de la feria, Carlos Urroz, ha señalado este martes 17 de mayo en un encuentro con los medios que "el coleccionista ha perdido el miedo y sale de la cueva" porque hay "más confianza en la economía".

"Es más sostenible que haya más personas comprando a que una sola adquiera mil obras", ha señalado Urroz, que ha resaltado la necesidad de trabajar para que la gente pueda comprar una obra "a plazos", así como de impulsar la "educación".

Urroz ha señalado que la primera edición de ARCOlisboa superó las expectativas de ventas y de visitantes (en torno a 15.000), por lo que mantiene el optimismo para este año, en el que ya se han vendido "piezas importantes" dos días antes de su inauguración oficial. Además, cree que supone también un "reclamo" para atraer a la feria de Madrid a coleccionistas portugueses.

Preguntado por la posibilidad de otra feria, Urroz ha señalado que no tienen planes "a corto plazo" de buscar otro destino para ARCO, porque ha de tener "una lógica", aunque ha reconocido que no le importaría llegar a Marruecos o a Kiev, una de las propuestas que ha recibido recientemente.

"AUGE" DE LISBOA

Los galeristas coinciden en el "auge" que vive la ciudad, que además es Capital Iberoamericana de la Cultura 2017, motivo por el que se realizará por primera vez en el país el Encuentro de Museos de Europa e Iberoamérica.

El director de la galería portuguesa Múrias Centeno, Nuno Centeno, ha resaltado que Lisboa, al igual que ocurrió hace unos años con Berlín o Bruselas, ha cambiado en los últimos cinco años y tiene una "nueva escena". En líneas generales, cree que el país nota una mayor "demanda", aunque es prudente porque cree que también hay "mucha especulación".

Uno de los aspectos que favorecen ese crecimiento es el "trato fiscal atractivo", que tras la reforma reciente que llevó a cabo el anterior gobierno y que no ha modificado el actual ejecutivo luso, favorece a los extranjeros que residen en el país, especialmente a ciudadanos de países como Francia y Reino Unido, que pueden tributar por hasta un tercio menos, tal y como ha explicado Iñigo Navarro, de la galería española Leandro Navarro.

El resultado es la creación de una "pequeña comunidad" que ha dejado atrás la "decadencia" y que invierte, por ejemplo, en edificios históricos. Además, en el entorno artístico destaca asimismo el IVA, que es del 23 por ciento, y que no se aplica a las ventas extranjeras, lo que también supone un reclamo para los coleccionistas.

Otra de las ideas que cobran fuerza en esta edición es la "empatía ibérica", tal y como ha señalado Luis Valverde, de la galería española Espacio Mínimo, quien anima a mirar hacia el oeste de la península para observar los elementos comunes y aprender de la "pasión" portuguesa en el ámbito artístico.

En esta línea, Nuno Centeno ha destacado que el mercado ibérico cada vez es más "uniforme" y que la compraventa entre ambos países es mayor. Espacio Mínimo repite en esta edición tras un debut con buenos resultados, tal y como ha señalado Valverde, y entre sus apuestas para esta "feria boutique" se encuentran los textiles de la artista Teresa Lanceta, quien a través de sus telares rinde un "homenaje" al "trabajo anónimo colectivo que otras culturas consideran artesanía".

Por su parte, la galería italiana Giorgo Persano repite este año con obras de Mario Merz, Juliao Sarmento, Pedro Cabrita o el artista libanés Zena Khalil, de quien vende una obra en cerámica de 70.000 euros que repite un mantra con palabras como "compasión", "amor", "perdón" y "tierra".

El creciente interés de la ciudad y el "público diverso" son los principales reclamos para esta galería, con presencia también en la versión madrileña.

NOVEDAD: OPENING

Al programa general se suma este año como novedad el programa Opening, que, al igual que en la feria de Madrid, también busca dar espacio a jóvenes galerías, que en este caso tienen menos de siete años de antigüedad.

Entre ellas están representadas siete portuguesas, una muestra de la nueva escena local, y otras cuatro extranjeras de México D.F., Varsovia, Londres y La Haya. Frente al estilo más conservador y uniforme del programa general destacan las propuestas de Opening.

Su comisario, Joao Laia, ha señalado a los medios que el concepto global del espacio que ocupa este programa, cuyo espacio carece de paredes para aportar "frescura", se configura en torno a la idea de lo "bizarro", en referencia a una época actual en la que lo extraño "se vuelve realidad", como ha ocurrido con la elección de Trump o con el "brexit".

Una crítica a la cultura de las bodas en la parte musulmana de Rusia, de la artista Taus Makhacheva, o el juego entre el objeto real y la reproducción digital del joven irlandés Patrick Hough, que ofrece una reflexión sobre la reproducción de la imagen, son algunas de las apuestas de este espacio.

ARCOlisboa 2017, que este jueves 18 de mayo inaugurará el alcalde de la ciudad, Fernando Medina, y que este sábado recibirá la visita del primer ministro de Portugal, António Costa, acogerá también la presencia de editoras y librerías portuguesas en el espacio 'As tables are shelves'.

Además, tendrá lugar un debate de reflexión en torno a la actualidad creativa. En el marco de esta feria, destaca también la inauguración de la exposición 'Yo nunca he sido surrealista hasta el día de hoy', de Carlos Garaicoa, en el centro MAAT.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies