Guillerma Baeza y Dolores Cortés presentan una moda de baño elegante y dinámica

 

Guillerma Baeza y Dolores Cortés presentan una moda de baño elegante y dinámica

Actualizado 19/09/2008 1:05:10 CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las diseñadoras Guillermina Baeza y Dolores Cortés cerraron hoy la penúltima jornada de la presente edición de la 'Cibeles Madrid Fashion Week' con sus propuestas para la moda de baño de mujer de la Primavera-Verano 2009.

Baeza se inspira en la alta costura de los años 50 para lograr armonía y funcionalidad a partes iguales. Los drapeados y los cortes sofisticados realzan la figura, cuyas formas se embellecen aun más con la utilización de rasos y organzas elásticas. El brillo de estos tejidos combinado con los colores de los bikinis, trikinis y bañadores (rosas, fucsias, malvas y piedra) culminan este alarde de elegancia. El lado más salvaje de la colección viene de mano del amarillo y del verde oliva, que en ocasiones se mezclan entre sí y con los otros colores utilizados en los modelos para configurar estampados de inspiración vegetal.

El toque sensual de estos trajes de baño lo ponen los escotes de palabra de honor, que Guillermina Baeza decora en ocasiones con flores o lazos del mismo color o estampados. A la creadora no se le escapa ningún detalle, por lo que a veces remate sus prendas con broches de formas geométricas o que evocan la fauna. Estos se colocan en las caderas o para unir los escotes, provocando que todas las miradas se centren en la figura femenina. Como complementos, enormes pamelas que prologan los tonos de los diseños, maxi bolsos y bolsos playeros y brazaletes geométricos a los que se enganchan pañuelos de gasa.

Por su parte, Dolores Cortés presenta una moda de baño de inspiración experimentalista y en la que predominan los colores cálidos. La diseñadora apuesta por mezclar el rojo, el morado, el naranja, el azul, el blanco y el amarillo en formas geométricas u orgánicas, que progresivamente se difuminan en motivos abstractos envolventes. Al igual que en el caso de Baeza, la mujer puede elegir entre trikinis, bikinis y bañadores, que muchas veces se confeccionan con purpurina o mezclan lo elástico con el tul. Destacan también los trikinis con broches y otros motivos brillantes, así como la línea de prendas en gris metalizado con flores y adornos naranjas y su opuesto: trajes de baño naranjas con decoraciones en gris, evocando a la vez dinamismo y sofisticación.

Además, Cortés presenta una interesante línea de vestidos para bajar a la playa o a la piscina, que copian los estampados de las prendas de baño y que se confeccionan en gasa. La variedad de escotes es infinita: palabra de honor, asimétricos, sin mangas..., que se culmina con lazos y flores de diferente tamaño y con volantes que simulan vegetación. Las faldas largas dan a la mujer un aire etéreo y distinguido, el cual se mantiene en los vestidos mini, pues estos se alargan por detrás. Sin embargo, las piezas más glamourosas de esta línea son los monos, también en gasa, de falda pantalón, y aquellos vestidos abiertos por los laterales que dejan entrever las prendas de baño.

Antes del desfile de Guillermina Baeza -al que asistieron famosos como Nieves Herrero, Marta Sánchez y el actual Mister Mundo, Juan García Postigo-, tuvo lugar la entrega de los XIX Premios L'Oréal, conducida por la actriz Goya Toledo. En esta ocasión, Sheila Márquez se alzó con el galardón a la mejor modelo, mientras que Jon Kortajarena mereció una mención especial del jurado. Asimismo, Juanjo Oliva se llevó el premio a la mejor colección presentada en la pasarela madrileña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies