Máxima comodidad y volúmenes imposibles en el universo hip-hop de Carlos Díez

 

Máxima comodidad y volúmenes imposibles en el universo hip-hop de Carlos Díez

Actualizado 19/09/2008 0:03:08 CET

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Carlos Díez presentó en la penúltima jornada de la 'Cibeles Madrid Fashion Week' su colección 'MC', iniciales con las que se conoce a los 'master of ceremony' o cantantes de rap. Así, el diseñador bilbaíno llenó la pasarela de pantalones anchos, deportivas, camisetas y mochilas a ritmo de hip hop, proponiendo un estilo urbano, cómodo y desenfadado tanto para ellos como para ellas.

En la primera serie de esta colección, Díez apuesta por los vestidos, los monos de trabajo, las cazadoras, los abrigos y los pantalones, anchos o bombachos, llenos de cremalleras. En su versión pirata o mini, los bombachos se prolongan con la ayuda de calzas confeccionadas en viscosa, cuyo color negro confiere un carácter agresivo al conjunto. En la parte de arriba, nada más funcional que una camiseta ancha negra de estampados metálicos y geométricos, con o sin mangas. Como complementos, mochilas, grandes bolsos, viseras y deportivas, las cuales se presentan siempre en blanco y negro. En una línea más 'chic', estas prendas se combinan con tops, faldas, camisetas y pantalones de plumas, moda con la que también se atreve el hombre, o se aboga por los conjuntos de tres piezas -pantalón, camiseta y cazadora- de seda.

A continuación, Díez inunda la pasarela de añil de mano de un conjunto de modelos igualmente originales y transgresores. Monos de pantalón que se ajustan a la cintura o en la parte alta del pecho por medio de gomas anchas, shorts, pantalones y, en una faceta más elegante para la mujer, vestidos cuyas faldas se abren en la cintura y caen hasta los pies y conjuntos de dos piezas de falda y pantalón. El vasco no ve fronteras en el mundo del hip-hop, y por eso viste a los hombres con monos de amplísimas faldas-pantalón que se estrechan en la cintura y se ensanchan en los hombros. El contrapunto al azul lo pone el negro, materializo en camisetas que, en el caso de las mujeres, prolongan su tela en flecos remotados con motivos dorados.

El estilo bombacho llega a su máximo esplendor con la tercera línea de la colección, en la que Carlos Díez presenta pantalones de extremado volumen y mangas gigantes y absolutamente abullonadas. El toque de distinción lo ponen, en esta ocasión, los estampados florales. La mujer se decanta por los más minimalistas, luciéndolos sobre fondo blanco inmaculado en monos de pantalón short y tirantes. Los hombres prefieren los más llamativos, que culminan con una mezcla de flores en tonos amarronados sobre fondo verde en trajes de chaqueta y que se prolongan en los maxi bolsos que el creador ha llevado a la pasarela.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies