El sector inmobiliario madrileño mantendrá 72.000 empleos e impulsará otros 30.000 gracias a la rehabilitación

Actualizado 09/04/2008 18:02:06 CET

Esperanza Aguirre inaugura la X edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) en el Ifema

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid mantendrá 72.000 puestos de trabajo ya creados e impulsará unos 30.000 empleos directos en los próximos cuatro años gracias al incremento del volumen de la actividad en materia de rehabilitación, un ámbito que generará una inversión total de unos 1.000 millones de euros que beneficiarán a 103.000 viviendas, incluida la instalación de 5.000 ascensores en edificios con al menos 15 años.

Así lo subrayó hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la apertura de la X edición del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) que estos días se celebra en el Ifema, donde advirtió que el sector inmobiliario es uno de los principales motores económicos de Madrid y España.

Destacó que este sector aporta el 9,8 por ciento al Producto Interior Bruto (PIB) de Madrid y supone un 11 por ciento en el conjunto de España, además de dar empleo a 2,7 millones de personas.

"En la Comunidad de Madrid seguimos confiando en el sector de la construcción. Lo hemos hecho siempre, a diferencia de otros que cuando las cosas iban bien se dedicaron a denigrar el sector inmobiliario y, ahora que estamos pasando por esta coyuntura difícil, se han empezado a dar cuenta de que la aportación de este sector es clave para la buena marcha de la economía española", indicó.

COLABORACIÓN ENTRE INSTITUCIONES Y PROMOTORES

La presidenta afirmó que, ante la situación actual del sector en la que se han subido los tipos de interés, se ha perdido poder adquisitivo y hay "cierta inseguridad jurídica provocada por la Ley del Suelo estatal", es necesario que las administraciones y la iniciativa privada "aúnen esfuerzos" para compatibilizar las necesidades de los ciudadanos con la rentabilidad de las promociones en la construcción de vivienda protegida.

En este sentido, recordó que en el periodo de enero a septiembre de 2007 en España se construyeron un total de 56.600 viviendas protegidas, de las que el 28 por ciento se promovieron en Madrid, momento que aprovechó para criticar al Gobierno central por no haber invertido "ni un solo euro" en el impulso de la vivienda madrileña.

Acto seguido, Aguirre repasó la política en esta materia que la Comunidad de Madrid llevará a cabo en los próximos cuatro años y que pasará por la construcción de 30.000 pisos protegidos. "De esta forma se quiere contribuir al equilibrio en el sector para que mantenga los actuales niveles de aportación al crecimiento económicos y al sostenimientos del empleo", arguyó.

Según la jefa del Ejecutivo madrileño, esta medida situará a Madrid a la cabeza nacional en construcción de vivienda pública por sexto año consecutivo.

LA FORTALEZA DE MADRID, EN EL SIMA

Tras explicar las iniciativas en este ámbito del Gobierno regional, la presidenta subrayó que "la fortaleza madrileña en el mercado de la vivienda protegida volverá a quedar patente" en la X edición del SIMA, cita clave del sector inmobiliario que prevé recibir este año unos 150.000 visitantes y más de 500 expositores.

Aguirre estuvo acompañada por el presidente de Asprima, José Manuel Galindo, quien reivindicó el "compromiso" de otras comunidades para elevar los precios de la vivienda protegida e incentivar los planes para su promoción al igual que, según indicó, lo ha hecho la región madrileña.

Pese a todo ello, el sector considera, en sus conclusiones, que es "necesario mirar hacia delante", por considerar que tras el ajuste resultará un mercado inmobiliario "más moderno y solvente".

Al acto de inauguración del SIMA, en el que Aguirre tuvo que sortear y esquivar a los numerosos medios de comunicación que se agolpaban en las instalaciones con el fin de conseguir alguna declaración de la presidenta regional, también acudieron los presidentes de CEIM y Cámara de Comercio, Arturo Fernández y Salvador Santos Campano, respectivamente; las consejeras de Medio Ambiente, Beatriz Elorriaga, y de Vivienda, Ana Isabel Mariño, la delegada de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Pilar Martínez, y el presidente de la Junta rectora del IFEMA, José María Álvarez del Manzano, entre otros.