La tercera jornada de Matelec aborda la implantación de las tecnologías 4.0 en la automoción

 

Ifema

Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La tercera jornada de Matelec aborda la implantación de las tecnologías 4.0 en la automoción

IFEMA
NOTIMÉRICA
Publicado 27/10/2016 17:28:17CET

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La tercera jornada del Foro 4.0 del Salón Internacional de Soluciones Tecnológicas para la Industria y la Smart Factory (MATELEC INDUSTRY) ha abordado la implantación de las tecnologías 4.0 en el sector de la automoción.

El director de Matelec Industry, Raúl Calleja, ha iniciado la ponencia agradeciendo a los presentes su asistencia y dando paso al director de IFEMA Motor, Miguel Aguilar, quien ha expresado que "el sector del automóvil en España puede presumir de haber hecho los deberes hace mucho tiempo", haciendo referencia a la larga trayectoria de este sector en el país, que se posiciona entre el séptimo y octavo puesto como diseñador mundial.

Asimismo, Aguilar ha señalado que el sector de la automoción lleva mucho tiempo en la industria española, y que con el paso de los años ha ido modificando su proceso productivo, ya que si al principio se fabricaba un solo modelo, a día de hoy se fabrica un automóvil cada 30 minutos.

"Esto ha cambiado debido a la demanda, una demanda que trabajaba conjuntamente con la variedad para así conseguir un mercado propio de la Industria 4.0", ha indicado el director de Ifema Motor, a lo que ha añadido que la Industria 4.0 o Cuarta revolución, busca una gran producción con ofertas de variedad, es decir, el no estancamiento en un solo modelo, que solamente se puede conseguir gracias al uso de la tecnología y la Investigación y Desarrollo (I+D).

Sin embargo, Aguilar ha asegurado que todavía hay empresas que no se han adaptado a la Industria 4.0, que continúan en la 3.0. No obstante, este ha remarcado que "el sector del automóvil ya se encuentra muy dentro de esta Cuarta Revolución".

Debido a ello, este ha destacado que "si nuestros sistemas no corresponden bajo esta frontera 4.0 algo tendremos que cambiar".

PAPEL DE LA ADMINISTRACIÓN

Por su parte, el asesor del Gabinete de la Secretaría General de Industria y la Pequeña y Mediana Empresa (Pyme) del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Francisco Javier Martín García, ha aportado cifras a esta revolución de la Industria 4.0 que ha entrado de lleno al sector del automóvil, indicando que la Administración ha aportado políticas de apoyo financiero a este sector por un valor de casi 350 millones de euros.

Los retos de esta Cuarta Revolución Industrial son el diseño colaborativo, la flexibilidad y la eficiencia, el tamaño de series y tiempos más cortos, los modelos logísticos inteligentes, la transformación de los canales y la predicción de las necesidades.

Entre ellos, el más importante, según ha señalado Martín García es la flexibilidad y eficiencia. La eficiencia hace referencia a ser eficaces en la producción, mientras que la flexibilidad trata la adaptación --que tiene que ser muy rápida-- a las demandas del mercado.

Por ello, desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo han asegurado que para abordar estos retos pusieron en marcha entre julio y octubre de 2015 la propuesta 'Industria conectada 4.0', que además de aplicarse al sector industrial en general, también lo ha hecho al de la automoción en concreto.

El asesor del Gabinete de la Secretaría General de Industria y la Pyme, ha asegurado creer que en un principio "íbamos a ser los últimos en aplicar la propuesta de 'Industria conectada 4.0' en España dentro del contexto europeo, pero que sin embargo, nos dimos cuenta de que somos prácticamente los terceros, por detrás de Alemania y Francia".

Los retos siempre van acompañados de objetivos. Objetivos como conseguir el incremento del valor añadido y el empleo en el sector industrial español. Además, Martín García ha hablado del área estratégica para conseguir dichos objetivos: el apoyo a las áreas industriales para su adaptación a la Industria 4.0, dedicado a las empresas que necesiten un asesoramiento para entrar a formar parte de esta Cuarta Revolución.

Por ello, desde la Secretaría General ofrecen un programa que se focaliza en ofrecer una asesoría personalizada y un diagnóstico de situación que llevarán a cabo expertos en la Industria 4.0.

En cuanto a las ganancias y eficiencias en este sector del automóvil, a causa de la digitalización y a la entrada a esta Cuarta Revolución se espera una reducción de costes de entre el 10 y el 20 por ciento. Se tomarán análisis de datos en la toma real de decisiones gracias al 'data analytics' que actualmente utilizan el 40 por ciento de las empresas, pero que en los próximos años utilizará el 94 por ciento.

CAMBIO DE TRANSPORTE

El director de S&F Consultants, Donia Razazi, también ha intervenido en estas jornadas de la Industria 4.0 del sector de la automoción para reflexionar en torno a la implantación de las tecnologías 4.0 en este sector.

El cambio de transporte en el transcurso de la historia ha estado motivado por las crisis y la urgencia de resolverlas. Sin embargo, Razazi ha indicado que "aunque la humanidad haya evolucionado y se haya adaptado a las necesidades del sector, la tendencia de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) viene disminuyendo desde los años 60, cada vez crecemos menos".

Por ello, el director de S&F Consultants ha señalado como soluciones a esta disminución del crecimiento la sinergia de innovaciones de otros sectores, con soluciones para el sector de la automoción como la impresión 3D de los materiales que necesita el vehículo y la coalición dominante de actores para que las empresas puedan enfrentar unidas las soluciones que les sean más rentables para adaptarse a esta Industria 4.0.

El objetivo es la fabricación de una unidad al mismo coste que series de un millón. "Hoy sólo el ocho por ciento de las tareas están automatizadas. Sin embargo, con los robots colaborativos se espera alcanzar el 25 por ciento en diez años", ha explicado Razazi.

En cuanto a los retos, estos son tres: el conocimiento, el convencimiento y los recursos. Con el conocimiento se pretende vencer a la ignorancia general sobre qué es la industria conectada, el convencimiento tiene el objetivo de concienciar acerca de este cambio disruptivo, y con los recursos se pretende estimar que estos recursos sean financieros, materiales y humanos.

"La industria conectada puede dar mucho miedo a una empresa y por ello hay que explicar, formar y estar dispuesto a interactuar y a trabajar. Traer lo que nos ha ofrecido Internet para aplicarlo a la industria. Todos estos cambios deben venir de las personas, no de las tecnologías", ha sentenciado Razazi.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies