Los 172 nuevos trenes que se comprarán en el plan de Cercanías Madrid aumentarán hasta un 30% las plazas disponibles

Tren, trenes de Cercanías de Renfe en Madrid
Europa Press - Archivo
Actualizado 09/04/2018 14:45:57 CET

La previsión es licitar este año para incorporar unidades a partir de 2021

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La incorporación de 172 nuevos trenes a la red de Cercanías de Madrid supondrá un incremento de hasta el 30 por ciento de las plazas disponibles y la licitación de su compra se acometerá antes de que finalice el presente ejercicio de cara a que estas unidades comiencen a incorporarse entre los ejercicios 2021 y 2022.

   Así lo han indicado este lunes fuentes de Adif y Renfe en relación a una de las principales medidas del plan de mejora de Cercanías de Madrid que la semana pasada presentó el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

   En este sentido, las mismas fuentes detallan que se tratan de unidades con mayor capacidad y con mayor longitud para aprovechar al máximo la capacidad de los andenes, de cara a maximizar las plazas disponibles en circulación dentro de las posibilidades que permite la infraestructura, sobre todo cuando haya momentos de "saturación".

   El objetivo es acometer la licitación durante 2018 el contrato pues, a partir de su adjudicación, la media para construir nuevas unidades es de tres años.

   Renfe, dentro del plan global para la mejora de Cercanías Madrid, llevará a cabo la compra de nuevo material rodante con un presupuesto de 2.279,6 millones de euros (IVA incluido) y permitirá renovar la flota al sustituir los trenes más antiguos y ampliar la oferta de servicios. Actualmente, la red cuenta con 277 trenes.

   Para ello, adquirirá 172 nuevos trenes con mejores prestaciones (contarán con mayor porcentaje de plazas sentadas, accesibilidad, menor consumo energético y equipos de ayuda a la conducción) para renovar la flota de vehículos, unido a mejoras en unidades actuales para mejorar su fiabilidad y confort.

   La idea es aprovechar al máximo la longitud de los andenes de las estaciones que tiene unos 200 metros de longitud y acometer reformas en aquellas estaciones con una superficie menor para llegar a esa franja, para lo cual se hará un listado de las reformas que se tengan que llevar a cabo.

   Las nuevas unidades van a ser plenamente accesibles, pues de los 277 trenes actuales una cantidad de 115 son accesibles, lo que supone el 40 por ciento de la flota.

   En este sentido, Renfe y Adif estiman que la demanda de Cercanías de Madrid crecerá en los próximos años como mínimo casi un 15 por ciento, en concreto 14,6 por ciento hasta 2025 (periodo de vigencia del plan de mejora), aunque esa subida puede ser incluso mayor.

   El incremento de frecuencias también va a ser protagonista en el plan de mejora de Cercanías como en el caso de la C-5 (Móstoles-Fuenlabrada) que va a pasar de un periodo de unos cinco minutos a cuatro en hora punta. Los trayectos al aeropuerto de Barajas también tendrán mayor número de plazas, en concreto, un 20 por ciento más, y en el caso del corredor del Henares se van a desplegar seis trenes más en hora punta.

NO HABRÁ INCREMENTO DE TARIFAS A LOS USUARIOS

   Desde Renfe aseguran que no habrá incremento de tarifas para sufragar el plan mientras que en Adif recalcan que en los estudios de posibles ampliaciones de líneas (con una cuantía de casi 300 millones prevista) en caso de que la demanda de usuarios lo justifique (por medio de la encuesta que realizará el Consorcio Regional de Transportes), no está incluida la extensión del Cercanías a Navalcarnero.

   Así, exponen que esta prolongación desde Cercanías a Móstoles está inmersa en un proceso de judicialización y reclamaciones por parte de la Comunidad de Madrid, impulsora del proyecto, y la adjudicataria Cemonasa (controlada por OHL). Por tanto y hasta que no se resuelva ese contencioso, no se pueden comprometer recursos del plan a esa obra.

   También se van a acometer reformas en 88 de las 92 estaciones, aparte de crear otras siete nuevas paradas, con diversas mejoras como es el desplegar su completa accesibilidad, pues ahora son 66 las que son plenamente accesibles. La idea a desplegar con el plan de mejora es llegar al 85,7 por ciento del total, con lo que se cumple el espectro que marca la normativa actual.

   Renfe y Adif han concluido que tras unos años en los que la red convencional ha estado "relegada" en materia inversora por la crisis económica y por la prioridad que se ha dado a la Alta Velocidad, ha llegado el momento de destinar recursos a la red de Cercanías y al transporte ferroviario de mercancías, los dos usos "más intensivos" del sistema de transportes.

   Dos de las conclusiones que se han extraído del análisis elaborado es que ha habido una "caída de la calidad percibida" por los usuarios en los dos últimos años, que ha bajado de una puntuación de 7,7 al 7,4 sobre diez. A su vez, se ha producido una caída de 2,6 puntos en los índices de puntualidad de la red, que en 2017 alcanzaba el 97 por ciento, aunque sigue siendo "muy alta" en relación a Francia y Reino Unido.

   En 2017 se detectó un total de 8,8 millones de viajeros afectados por retrasos, un 3,7 por ciento del total de usuarios el año pasado (241,7 millones) y se registraron cerca de 24.400 reclamaciones, un 0,01 por ciento del total de usuarios.

   Por ello y siendo "muy alto" el nivel de calidad de servicio desplegado, Adif y Renfen consideran que se debe recuperar la "máxima nota" desde el punto de vista de fiabilidad y puntualidad en la circulación en Cercanías Madrid.

Contador