En 2005 la Comunidad de Madrid hizo 26.630 inspecciones en establecimientos alimentarios, sancionando a 58 y cerrando 4

Actualizado 14/07/2006 15:54:20 CET

El director general de Salud Pública presentó la última Memoria de Actividades de su departamento

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid realizó el año pasado 26.630 inspecciones en establecimientos de la región en materia de vigilancia y control de riesgos alimentarios, la mayoría correspondientes a industrias. Esta actividad se saldó con el cierre de 4 centros productores, 58 propuestas de sanción y el decomiso de 28.548 kilos de alimentos que no reunían los requisitos higiénico-sanitarios, por no estar correctamente etiquetados o incluso por estar contaminados.

En el mismo periodo se efectuaron también 187 inspecciones en los 20 mataderos censados en la región que se tradujeron en el sacrificio de 25.227.100 animales previo a la comercialización de los productos y otras 512 en el ámbito taurino, en este caso reses procedentes de lidia. A ello habría que añadir los 352 controles que se hicieron para verificar la calidad de los alimentos, que derivaron en 37 propuestas de sanción y la destrucción, por fraude, de más de 20.000 kilos de productos y 2.572 litros de bebida. Los datos corresponden a la Memoria de Actividades 2005 de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad y Consumo, presentada hoy en rueda de prensa por el titular del departamento, Agustín Rivero.

460 CASOS DE RUBEOLA

Otro ámbito de actuación correspondió a la vigilancia y control de enfermedades transmisibles y no transmisibles, en concreto de la tosferina, la parotiditis o paperas, la hepatitis A, la rubeola y la gripe.

En este punto, Rivero destacó el brote de rubeola registrado en la Comunidad de Madrid durante el año pasado, con 460 casos, más de la mitad de ellos (250) detectados en personas procedentes del extranjero, sobre todo de Colombia (87) y Ecuador (70).

Igualmente se refirió al control realizado en torres de refrigeración y condensadores evaporativos para minimizar el riesgo de transmisión de legionelosis (1.838 inspecciones) y al Programa de Seguridad Química, que consistió en 660 visitas a industrias de detergentes y afines o empresas que operan con materiales en contacto con alimentos, como envasadores.

ACCIONES DE VACUNACIÓN

Otro campo importante de acción de la Dirección General de Salud Pública lo constituye la vacunación frente a enfermedades inmunoprevenibles (gripe, neumococo, calendario infantil, tuberculosis u otras terapias), que supuso la adquisición en 2005 de algo más de 8 millones de dosis valoradas en 25,3 millones de euros.

Rivero aseguró que en la población infantil el calendario regional ha logrado una altísima tasa de inmunización, que situó entre el 95 y 97 por ciento, y en el caso concreto de la gripe advirtió que la amenaza de la gripe aviar ha hecho aumentar las tasas de vacunación frente al virus en la población mayor de 65 años, habiéndose cubierto el 69 por ciento de este grupo 'diana'.

UNIDAD DE TABAQUISMO El director general de Salud Pública hizo balance asimismo de la actividad desarrollada por la Unidad Especializada de Tabaquismo, que atiende a colectivos como funcionarios, profesores y personal sanitario que están dispuestos a dejar el hábito pero les resulta difícil.

El año pasado se hicieron 4.460 actividades asistenciales, entre ellas 454 primeras visitas y 868 cooximetrías (prueba respiratoria para medir el grado de tabaquismo). Según Rivero, aproximadamente un 65 por ciento de los fumadores que acuden a este servicio logran dejar el tabaco en el plazo de un año.

Otros aspectos recogidos en la Memoria de Actividades 2005 son las 721 altas de industrias notificadas en el Registro Sanitario de Alimentos, y las 100 inscripciones y seis establecimientos con los que se estrenó el Registro de tatuajes, piercing, micropigmentación y otras prácticas de adorno corporal.

También se recoge, entre otras cosas, la labor del Laboratorio Regional de Salud Pública (control de aguas de consumo humano y de uso recreativo, y de plaguicidas); los planes de Sexualidad Juvenil, de VIH-SIDA y contra la Tuberculosis y la Diabetes; y los 2 millones de euros en subvenciones concedidas a corporaciones locales e instituciones para que actúen en materia de salud.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies