Gallardón y Sebastián se enzarzan en una guerra de cifras y un duro enfrentamiento, incluso personal, en Telemadrid

Actualizado 11/05/2007 1:50:40 CET

El candidato del PP espeta el caso Conthe al socialista, mientras éste le reprocha disparar los impuestos

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos a la Alcaldía de Madrid del PP, Alberto Ruíz-Gallardón, del PSOE, Miguel Sebastián, y de IU, Angel Pérez, se enzarzaron hoy, durante el primer debate electoral retransmitido en Telemadrid, en una lucha de cifras, acusaciones personales y gráficos diversos.

Aunque el debate se inició en un tono aparentemente relajado a juzgar por el lenguaje corporal y la sonrisa de Gallardón, el primer turno de palabra, centrado en la cuestión fiscal, tensó el encuentro en cuestión de segundos. Sebastián usó, desde el comienzo, un lema que fue repitiendo en cada ocasión: "Usted no hace lo que dice y oculta lo que hace".

Para justificarlo, echó mano de casos concretos, de vecinos con nombres y apellidos. Julio Novillo, un jubilado que ha visto crecer su recibo de la contribución 66 euros, o Josefa Mota, de la Colonia Urtinsa, quien desde su "salita de estar ve la calle a través de una grieta".

Inmediatamente, Gallardón se lanzó a demostrar con cifras que Madrid se ha convertido durante su mandato en el "motor de la economía española" y dispone de la presión fiscal más baja de todas las ciudades. Así, explicó que la fiscalidad de la capital es la número 41 del país y, de cada 100 euros que recauda el Ayuntamiento, 12 van a parar al Gobierno municipal, 35 a la Comunidad de Madrid y 52 al Estado.

En este sentido, cuestionó en repetidas ocasiones a Sebastián sobre lo que ha hecho el Gobierno central con esos 52 euros. Además, el actual alcalde aseguró que quien ha subido el IBI ha sido el PSOE desde que llegó al Gobierno. "En los últimos cuatro años ha multiplicado por dos las tasas municipales", replicó el socialista, quien afirmó que "cada familia madrileña paga ahora 3.000 euros más al año en impuestos de lo que pagaba hace cuatro años".

El debate estuvo marcado con una tensión constante entre Sebastián y Gallardón, mientras Pérez seguía el esquema de su programa sin entrar en el enfrentamiento entre ambos y reprochaba al candidato del PP su entrega a la iniciativa privada. El dirigente de IU indicó que el Ayuntamiento tiene que impulsar el empleo de calidad y para ello sugirió que la administración local negocie sus servicios municipales con compañías que fomenten "la estabilidad laboral, que tengan plan de prevención, y además contraten jóvenes de menos de 30 años, mujeres y parados de larga duración".

Asimismo, cuestionó lo que Gallardón "entiende como empleo", algo muy diferente a su visión. "Se está creando empleo en Madrid, pero precario y sin las condiciones que se merecen los madrileños", expresó.

REPROCHES DE AUSENCIA

"A ustedes no le preocupan las personas", acusó el socialista a Gallardón, mientras éste le reprochaba desconocer los problemas de Madrid por haber estado en los últimos años en Estados Unidos, en Moncloa, u ocupándose de las "OPAs", mientras él estaba ya trabajando en la Comunidad, primero en la oposición, y después en la Presidencia, y después en el Ayuntamiento.

El alcalde llegó, incluso, a resaltar que éste no conoce ni a los actuales concejales socialistas, al citarle a Cándido Fernández, portavoz del PSOE en la Comisión de Vigilancia de las Contrataciones, a lo que Sebastián no supo reaccionar. "Tiene usted una falsa concepción del debate, como si esto fuese un guión que alguien le ha escrito, pero me temo que quien se lo ha escrito tampoco estaba aquí en Madrid", le espetó el cabeza de lista del PP.

Gallardón, que demostró su dominio de la escena frente a un Sebastián que esquivó mirar directamente a la cámara, ofreció para la próxima legislatura 24.000 viviendas, 10.000 pisos en alquiler a través de la Agencia Municipal del Alquiler, nuevas oportunidades laborales, una mejor atención a los mayores, una ciudad más segura con 1.500 policías más en la calle y 1,5 millones de nuevos árboles. "Ese el modelo de ciudad cercana que defendemos", subrayó.

El aspirante a alcalde socialista, tras reiterar sus principales propuestas en materia de vivienda para jóvenes, transporte y seguridad, aprovechó la oportunidad para adquirir un nuevo compromiso con los ciudadanos, especialmente con los vecinos de Villaverde y Usera donde, en caso de ganar los próximos comicios, construirá un oceanográfico. "Será un foco de creación de riqueza, empleo y de atracción de turismo, bueno para todo Madrid", dijo.

Asimismo, a lo largo del programa, el regidor acusó a Sebastián de "haber estado encerrado para preparar este debate", de "buscar una cañería rota para hacerse la foto", y de dedicarse a las "OPAs" y los "despachos de Moncloa", mientras el aspirante socialista le acusaba de abandonar la periferia, al pequeño comercio y le preguntaba "¿Usted para quién trabaja?" para responderle: "No para los madrileños. Para usted mismo".

Esta "arrogancia intelectual", en palabras de Gallardón, le puso en bandeja al regidor la respuesta: "No me pregunte para quién trabajo, díganos para quién trabaja usted y no haga usted bromas fáciles con los despachos porque no sé cuánto puede costar su despacho de Moncloa o del BBVA, cuál puede ser el precio del metro cuadrado".

Por su parte, y tras acusar a Gallardón de estar "obsesionado" por hablar de los despachos de Moncloa "cuando se está hablando de política social", Sebastián le recordó cómo "hace una semana definió la M-30 como un sistema de movilidad externo a la ciudad". "Demostrando así que para usted, más allá de la M-30, Madrid no existe. Le ha traicionado el subconsciente", añadió.

Por no coincidir, los candidatos no coincidieron ni en las cifras, puesto que cada uno sacó, sobre los mismos temas, diferentes números. Ocurrió con la tasa impositiva, el número de delitos, las escuelas infantiles y la vivienda.

Los tres candidatos, que optaron por trajes oscuros y clásicos, sólo variaron su vestimenta respecto a la corbata y la camisa. Gallardón eligió una corbata de rojo vivo, sobre una camisa fondo azul, Sebastián optó por el naranja sobre una camisa blanca, mientras Pérez eligió una corbata con motivos geométricos en tonos malvas con una camisa azul.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies