El 36% de los trabajadores temporales inspeccionados en la Comunidad tienen contratos "irregulares", según UGT

Publicado 13/11/2017 15:48:35CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

UGT Madrid estima que el 36 por ciento de los trabajadores temporales en la Comunidad en las inspecciones realizadas a empresas tienen contratos "fraudulentos o irregulares", según el análisis que ha realizado en base a datos de Inspección de Trabajo.

En un comunicado, el sindicato expone que las contrataciones de las empresas inspeccionadas en la Comunidad "presentan irregularidades en un elevado porcentaje en perjuicio de los derechos de los trabajadores".

"Irregularidades" que se incluyen para UGT en el llamado "fraude en la contratación temporal" y que recogen casos muy variados como son, entre otros, el "encadenamiento de contratos, los realizados sin causa o las conversiones de indefinidos a temporales".

DESDE EL 2005 AL 2017

En el marco de la campaña sobre la calidad en el empleo realizada por la Inspección de Trabajo en la Comunidad Autónoma, en un periodo más amplio, entre los años 2005 y 2017, han sido 12.404 las empresas de la Comunidad de Madrid inspeccionadas y un total de 383.046 contratos temporales fiscalizados.

De los datos de esta labor se desprendía que un 29,66 por ciento de los trabajadores sujetos a la inspección de sus contrataciones vieron transformado su contrato temporal a indefinido ante el primer requerimiento de la Inspección de Trabajo al detectarse irregularidades y/o fraude.

En concreto, de esta labor inspectora sobre la contratación temporal, un total de 56.991 trabajadores vieron transformado su contratación pasando de temporal a indefinida de un total de 192.115 trabajadores y trabajadoras sujetos a esta labor inspectora.

LA CONTRATACIÓN TEMPORAL IRREGULAR AUMENTA

El sindicato expone que "lo más preocupante" son los datos durante este año, pues el porcentaje de trabajadores afectados por una contratación irregular o fraudulenta ha aumentado 7 puntos en la Comunidad Autónoma de Madrid.

Desde enero a agosto del presente año 2017, 2.266 empresas han sido inspeccionadas y un total de 35.209 contratos temporales examinados.

En este periodo, 7.359 trabajadores y trabajadoras han visto transformado su contrato temporal en indefinido gracias a la Inspección de Trabajo sobre un total de 20.036 trabajadores y trabajadoras afectados por esta labor inspectora.

Las irregularidades detectadas han alcanzado al 36,72 por ciento de los trabajadores sujetos a la inspección en relación con sus contrataciones temporales. Es decir, uno de cada tres asalariados tenía una contratación "no ajustada a la normativa laboral, era irregular o directamente fraudulenta".

"A pesar de la evidente mejoría de la situación económica de las empresas hay un claro empeoramiento de las irregularidades y del fraude en el uso de la contratación temporal en la Comunidad de Madrid", recalca el sindicato.

UGT RECLAMA MÁS INSPECTORES DE TRABAJO EN MADRID

UGT achaca la "progresiva degradación" de la contratación laboral a los cambios legislativos emprendidos desde 2010, que han otorgado "más poder a los empresarios y allanado el camino para profundizar en una utilización fraudulenta de la contratación temporal".

El sindicato exige la derogación de las dos últimas reformas laborales y que, junto a ello, se adopten de una vez medidas eficaces para perseguir el "fraude" en la utilización de la contratación temporal lo que exige que este tenga consecuencias económicas "suficientemente elevadas" para lograr una respuesta claramente disuasoria de esta mala praxis que existe en el mercado laboral español.

Desde UGT Madrid denunciamos que hay empresarios que realizan estas prácticas de manera consciente y con clara intención de explotar al trabajador, defraudar al estado y realizar una competencia desleal con las empresas del sector.

También reclama la necesidad de articular un nuevo sistema de sanciones económicas "suficientemente elevadas" como para que "desaliente y disuada los casos de contratación irregular y fraudulenta".

Del mismo modo, considera que se tiene que incrementar el número de inspectores de trabajo en la Comunidad de Madrid hasta "duplicar", al menos, su número actual que es "claramente insuficiente".